Los Latin Kings regresan en Madrid: detectan a veteranos de la banda captando en parques

20 Minutos.- La complejidad de las bandas se agrava en Madrid. El término bandas latinas (ahora juveniles, al no estar únicamente integradas por nacionalidades de América Latina) comenzó a acuñarse hace 20 años, cuando se hallaron los primeros incidentes de este tipo, en concreto, de los Latin Kings. Una organización que ya se había declarado extinguida, pero que en los últimos meses está dando nuevos «brotes verdes«. Fuentes policiales confirman a 20minutos que se ha detectado a veteranos integrantes de esta banda que trabajando en labores de «captación«.

«Los Dominican Don’t Play (DDP) y los Trinitarios son las bandas mayoritarias que operan en Madrid, pero es cierto que llevamos un tiempo observando a ciertos veteranos de los Latin King en actitudes relacionadas con la captación de personas, preferiblemente menores de edad, que nos hacen pensar que quieren volver a ser importantes en la ciudad«, señalan.

Los Latin Kings, formados en Chicago (EEUU) en 1954, fueron disueltos como banda en Madrid en octubre de 2012, tras la sentencia del Tribunal Supremo que ordenaba su extinción y la condena a cuatro años de cárcel a su fundador, Eric Javier Jara Velastegui, alias ‘El Padrino’, y a tres y dos años de prisión a otros dos dirigentes por el delito de asociación ilícita.

Según la sentencia, la legalidad de esta banda «se ve violada al tratarse de una organización que, por sus fines, comportamientos y objetivos, ha de calificarse como ilícita, incurriendo incluso en una ilicitud de naturaleza criminal«.

A pesar de esta disolución y, que en la actualidad se hablaba menos de ellos, siempre han estado presente, «no han desaparecido«. Por ahora, la Policía tiene alrededor de unos 100 miembros fichados.

«Los más veteranos tratan de adoctrinar a los adolescentes en parques o incluso en las inmediaciones de los colegios e institutos. Estos centros educativos son uno de los focos principales de captación al encontrar a menores con problemas y débiles, que se ríen de ellos en la clase y donde muchas veces se les pega, por ello, en una banda se sienten protegidos, es la forma que encuentran para ser respetados», afirman.

En esta necesidad de defenderse y de conseguir un lugar visible en la sociedad surgieron los Latin King en Madrid. La banda inició su formación entre los años 1998 y 2000. El perfil de sus integrantes ha ido cambiando con el paso del tiempo. Cuando empezaron a organizarse, la mayoría eran ecuatorianos de más de 20 años que habían emigrado solos para conseguir un trabajo. Actualmente, la mayoría son menores de edad y a pesar de que el 80% son ecuatorianos, también hay rumanossubsaharianos y españoles.

Ahora, estos vuelven a intentar tener más presencia. De hecho, hace unos días, en las fiestas de San Sebastián de los Reyes eran detenidos seis miembros de esta organización, cuatro de ellos menores. Estaban relacionados con un enfrentamiento con otras bandas, incluso con armas de fuego.

«Los Latin Kings están intentando buscar un hueco dentro del mercado ilegal para rivalizar contras bandas. Como una más, se financian con el tráfico de drogas, los robos y los hurtos, y están empezando a luchar por dominar zonas de parques y jardines de Madrid«, sostienen. Sin embargo, la Policía afirma que todavía no son un «activo», como los DDP o los Trinitarios, y que intentarán frenar cualquier avance de esta organización. «No dejaremos que resurjan«, destacan.

Identificación y territorio

Este tipo de pandillas dan una gran importancia a la simbología y a su forma de vestir. Colores determinados, saludos y gestos con otros miembros son elementos identificativos de una banda concreta. En el caso de los Latin King, suelen vestir de color amarillo y negro, dan una gran importancia a la corona de cinco puntas, represando de las cinco islas del Caribe: Puerto Rico, Cuba, República Dominicana, Haití y Jamaica. En su transcripción, al ‘lenguaje de signos’, levantan y juntan los dedos: meñique, índice y pulgar. Dejando plegados los dos centrales (anular y corazón).

Esta banda suele moverse por los municipios de Alcorcón, GetafeLeganésParla, el distrito de Villaverde y en los barrios madrileños de BilbaoLa Latina, Lucero, Urgel, Aluche, Las Rosas, Oporto, Plaza Elíptica y San Blas.

El trasfondo de los Latin King

Cuando se habla de Latin King, la primera idea preconcebida es relacionarlo con violencia y delito. Sin embargo, para la catedrática en psicología de la Universidad Huelva, Esther Rodríguez, sostiene que esta concepción social está lejos de la realidad de estos jóvenes.

«Se forman como grupo para crearse una identidad propia. Tras conseguirlo, el siguiente paso es hacerse hueco en la sociedad y conseguir un lugar físico. En todos los lugares donde se ha creado la banda solicitan un espacio donde poder reunirse y después un lugar de visibilidad en la sociedad. Justamente se unen al grupo para empezar a ser visibles«, explica Rodríguez.

Sin embargo, con el paso del tiempo y la aparición de otras bandas, la lucha y la violencia se ha puesto al orden del día debido al control de territorios. La psicóloga sostiene que la hostilidad ante el otro sirve «a modo de frontera identitaria» entre unos y otros.

«La agresividad y violencia de unos grupos contra los distintos era una forma irracional de expresar la propia identidad, que siempre ha de ser construida frente a la otra; por muy superficiales que sean, en el fondo, las diferencias reales entre unos y otros», señala la psicóloga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies