Un joven neonazi mata a dos personas y hiere a otra en un ataque contra un bar gay de Eslovaquia

Diario.es.- El presunto agresor, de 19 años, se suicidó al día siguiente. Antes del ataque publicó un manifiesto contra los judíos y la comunidad LGTBI

Un joven neonazi ha matado a tiros a dos personas y ha herido a otra en un bar de Bratislava, la capital de Eslovaquia, y luego se ha suicidado, en lo que la Policía considera como un crimen de odio. Antes del ataque publicó un manifiesto contra los judíos y la comunidad LGTBI.

El ataque se produjo sobre las 19.00 horas del miércoles frente al bar Teplaren, uno de los pocos locales gay de la ciudad, situado muy cerca del Parlamento. Dos hombres, uno de ellos antiguo empleado del bar, murieron y una camarera resultó herida, según han informado los medios locales.

El presunto agresor, un hombre de 19 años, fue encontrado muerto al día siguiente del ataque, según informó la Policía, que considera que el motivo del ataque es el odio contra personas LGBTI. Los medios locales afirman que el presunto homicida se suicidó.

Antes del ataque, el agresor publicó un manifiesto de 65 páginas en la red social Twitter, lleno de alusiones racistas e incitaciones al odio, que lleva por título “Una llamada a las armas comienza con las palabras: los judíos tienen la culpa de todo”.

El Gobierno de Eslovaquia ha condenado el tiroteo a manos de un “adolescente radicalizado” con un mensaje en Twitter del primer ministro eslovaco, el conservador Eduard Heger, en el que asegura que “ninguna forma de supremacismo blanco, racismo y extremismo contra comunidades, incluida la LGBTI, puede ser tolerada” y que “lucharemos contra los canales de desinformación que difunden el odio y protegeremos a las minorías”.

El supuesto agresor siguió enviando mensajes por esta red social después del crimen hasta que su cuenta fue bloqueada, y entonces empezó a utilizar la plataforma 4chan.org. “No siento ningún remordimiento, ¿no es esto cómico?”, escribió media hora después del ataque.

Los agentes también barajan que el arma utilizada por el agresor perteneciese a su padre, al que los medios locales identifican como seguidor del partido conservador “Vlast” (Patria), fundado por el exministro de Justicia Stefan Harabin.

A pesar de que hay una tendencia en la UE para avanzar en materia de derechos LGTBI, varios países todavía dan cabida a la discriminación contra el colectivo, como Polonia, Hungría o Eslovaquia. Miembro de la UE y la OTAN desde 2004, Eslovaquia veta en su Constitución el matrimonio entre homosexuales. El partido liberal Libertad y Responsabilidad, que abandonó la colación gubernamental a principios de septiembre, ha tratado de legislar, por ahora sin éxito, uniones registradas para los homosexuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies