Un joven de 15 años sufre una paliza a las puertas del instituto de un pueblo de Albacete «por su condición sexual»

El Diario.es.- Un joven de 15 años, estudiante en el Instituto de Secundaria ‘Herminio Almendros’ de la localidad albaceteña de Almansa ha sido víctima de una presunta agresión homófoba, según han confirmado a elDiarioclm.es fuentes de la Jefatura de Estudios del centro educativo. La razón, estriba, según las mismas fuentes en «su condición sexual» y en la circunstancia de que, en ocasiones, viste con falda. La Guardia Civil ha iniciado una investigación de oficio, según CMMedia, para determinar si se trata de una agresión homófoba. Un extremo que también han confirmado fuentes educativas.

Los hechos se producían este jueves, durante una clase de Educación Física que se desarrollaba en los exteriores del centro. Según relatan las mismas fuentes «llegó un grupo de chavales de otro instituto. No vinieron a propósito a por él. Aprovecharon que estaban corriendo por los alrededores del instituto y al ver a este muchacho comenzaron a decirle cosas. El chico se hartó y le dio un empujón a uno de ellos. Eran tres y le dieron una paliza».

El joven resultaba herido leve. «Se asustó mucho. Sangraba por el oído. Le llevamos al hospital, le han dado unos puntos, no tiene nada interno y hoy ha venido a clase. Está bien», señala el jefe de estudios.

Desde el instituto condenan lo sucedido y abogan «por la igualdad y contra la intolerancia». El colectivo LGTBI ‘Almansa Entiende’ también ha mostrado su repulsa por los hechos. «No es la primera vez que ha habido agresiones. La semana pasada se produjo otra y sabemos de algunas más ocurridas a lo largo del año que no han trascendido», comenta el portavoz del colectivo, Mario Honrubia.

Desde Almansa Entiende se muestran cautos. «No tenemos claro si se trata de una agresión homófoba. No queremos adelantar nada hasta que no avance la investigación».

Fuentes de la Policía Local, que se personaron en el lugar de los hechos, han confirmado que lo sucedido se encuentra ahora en manos de la Guardia Civil. No obstante, desde la Benemérita en la provincia de Albacete no han aportado hasta el momento más detalles en torno al incidente, tras ser consultados por este medio, y de momento no hay ninguna denuncia al respecto, según confirman.

«Pintarse las uñas o llevar falda no debería ser noticia, y mucho menos ser motivo de una agresión»

Almansa Entiende ha enviado posteriormente un comunicado en el que asegura tener «constancia de que en nuestros centros educativos se producen constantemente agresiones. Hemos recibido comentarios del alumnado que recibe agresiones por LGTBIfobia (comentarios vejatorios, insultos, bromas homófobas o tránsfobas, agresiones físicas, etc) y confirmación de parte del profesorado que lo ha presenciado en distintas situaciones».

«La LGTBIfobia es real y es inherente en muchas conductas que consideramos normales o aceptables. Pintarse las uñas o llevar falda no debería ser noticia, y mucho menos ser motivo de una agresión. La expresión de género debe ser libre, también en los centros educativos».

Además, abunda la asociación «siempre hemos sido conscientes de que en el entorno educativo se producen situaciones de acoso, discriminación, agresiones verbales o físicas porque muches de nosotros y nosotras las hemos sufrido en nuestro paso por ahí. Por todo ello, durante los últimos cinco cursos escolares hemos realizado en los distintos centros educativos de Almansa talleres de concienciación en diversidad y para evitar el Acoso por LGTBIfobia. Seguiremos haciéndolos porque son muy necesarios»

Además reclaman «apoyo» porque, aseguran, «para evitar este tipo de situaciones necesitamos un compromiso por parte de toda la sociedad, especialmente en estos momentos en el que los discursos extremistas y de odio están calando y la escalada de violencia hacia nuestro colectivo es muy notoria».

También instan «a las autoridades, cuerpos de seguridad y personal sanitario a que estén concienciados en diversidad y formados en los protocolos que aplican ante delitos de odio. Los centros educativos también tienen una importante labor en el día a día, favoreciendo un entorno de diversidad, impidiendo que se produzcan casos de acoso o cortándolos a tiempo antes de que escalen. Es fundamental una labor transversal de madres, padres, profesorado y alumnado», concluyen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies