Tres jóvenes neonazis intentan quemar con gasolina a un sin hogar

20 Minutos.- El Gimnàs Social Sant Pau de Barcelona ha denunciado este miércoles que tres jóvenes han rociado con gasolina a un usuario sin hogar que dormía en la puerta del espacio. 

Según ha explicado Ernest Morera, miembro de la cooperativa, el vigilante de seguridad del equipamiento ha llegado antes de hora a trabajar y mientras esperaba en su coche ha visto cómo tres jóvenes rociaban con un líquido al usuario. 

Eran cerca de las 8 de la mañana. al darse cuenta, ha salido del coche para pararlos y los jóvenes, con estética neonazi, se han ido corriendo.

Al acercarse, ha visto que era gasolina. El gimnasio ha avisado a la Guàrdia Urbana, pero no ha podido localizar a los jóvenes.

De momento, el cuerpo ha abierto diligencias informativas para enviar al juez. En paralelo, los Mossos se han puesto en contacto con el gimnasio.

Según Morera, desde el equipo social acompañarán al usuario, conocido por el centro, a presentar una denuncia a los Mossos durante esta mañana porque se pueda revisar cámaras de seguridad y mirar de identificar a los autores.

“Lo que ha pasado esta mañana es una tentativa de asesinato”

El regidor de Drets de Ciutadania del Ayuntamiento de Barcelona, Marc Serra, se ha desplazado hasta el lugar de los hechos. “Lo que ha pasado esta mañana es una tentativa de asesinato”, ha denunciado Serra, que ha asegurado que se trata de una agresión “cobarde i aporófoba”. El Ayuntamiento de Barcelona denunciará ante la Fiscalía de delitos de odio este ataque.

El regidor ha agradecido en nombre del consistorio la intervención del vigilante de seguridad del Sant Pau. También ha indicado que tanto la Guàrdia Urbana como los Mossos están trabajando en el caso. “Desde la Oficina per la No Discriminació estamos en contacto con los cuerpos policiales i estamos preparando una comunicación a la Fiscalia de Delictes d’Odi”, ha explicado.

Según Serra, quieren activar al fiscal para que la actuación de los jóvenes no quede “impune” y llegarán “hasta el final” para identificar a los autores. El regidor, que ha hablado con la persona agredida y los gestores del gimnasio, ha asegurado que la motivación detrás de la agresión sería “ideológica” y ha destacado el hecho de que los jóvenes pertenezcan presuntamente a un colectivo nazi.

Algunos partidos con representación en el consistorio también se han hecho eco de los hechos. “Los discursos que siembran el odio hacen que pasen cosas como esta. Hay que identificar y detener a los autores y combatir los discursos de odio y fascistas allí donde sea”, ha apuntado en una apunte de Twitter el regidor Jordi Coronas, del grupo republicano.

Elsa Artadi, de JxCat, ha pedido parar “ataques de odio y los discursos que los avalan” y ha reclamado más políticas sociales “eficientes” con el sinhogarismo en Barcelona. “Toda la solidaridad con la víctima. Gracias al Gimnàs Social Sant Pau y a las personas que trabajan para velar siempre por la integridad de todos”, ha dicho en Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *