Siete menores ‘trinitarios’ detenidos por matar a un joven de 18 años de los DDP en Villaverde

El Mundo.- Seis han sido enviados a un centro de menores en régimen cerrado por el crimen, que ocurrió el pasado abril en Villaverde. La víctima mortal estaba siendo investigada por el crimen de la calle Atocha

La Policía Nacional ha detenido a siete menores miembros de la banda de los Trinitarios por el asesinato el 27 de abril de Alejandro P.C., un chico de 18 años miembro de los Dominican Don’t Play (DDP), en una calle del madrileño distrito de Villaverde, según ha adelantado la Delegada del Gobierno, Mercedes González, en rueda de prensa. Los detenidos tienen entre 14 y 17 años. Cuatro son de nacionalidad española y los otros de nacionalidad ecuatoriana, hondureña y peruana. El autor material del crimen es un menor de 14 años.

Fruto de la investigación conjunta de la Brigada Provincial de Policía Judicial y la Brigada Provincial de Información, los agentes lograron la identificación y detención el pasado 6 de mayo de varios de los presuntos responsables. La investigación, supervisada y coordinada por la Sección de Menores de la Fiscalía, continúa abierta y no se descartan nuevos arrestos.

Un centenar de agentes han participado en esta operación, en la que también han realizado registros en los distritos de Usera, Villaverde y otros. En las casas han encontrado armas y ropa identificativa de los Trinitarios.

Todos los detenidos han sido puestos a disposición de la Fiscalía acusados de homicidio, tres de ellos además por pertenencia a agrupación criminal. Seis han acabado en un centro de régimen cerrado y uno en libertad vigilada. Cinco de ellos tienen antecedentes como menores por robo con violencia y lesiones.

Según ha explicado en la misma rueda de prensa el jefe superior de la Policía de Madrid, Manuel Soto, el ánimo de los detenidos era acabar con la vida de este chico por el número de golpes y puñaladas que recibió. Le tendieron una trampa: se hicieron pasar por una chica que quería intimar con él para, en una emboscada, matarle.

Los hechos ocurrieron sobre las 12.40 horas del miércoles 27 de abril en un descampado cercano a las vías del tren, en el barrio de Los Ángeles. Fruto de las averiguaciones se pudo descubrir que los presuntos autores esperaron a la víctima para apuñalarla y agredirla con patadas y golpes, emitiendo gritos con expresiones propias de bandas juveniles violentas.

En el lugar se localizaron diversos efectos que fueron recogidos por los agentes para realizar los correspondientes análisis por si pudieran ser los utilizados en la agresión.

El joven Alejandro, alias Pérezdeambuló varios metros agonizando hasta desplomarse a la altura de la calle Alcocer número 39, junto a un supermercado. En primera instancia le atendieron sanitarios de una unidad básica del Summa-112 que pasaba cerca del lugar, que practicaron al herido maniobras de reanimación cardiopulmonar, que fueron continuadas avanzadas por los efectivos del Samur-Protección Civil. Pero debido a la gravedad de las heridas en espalda y abdomen, solo pudieron confirmar el fallecimiento, indicó entonces a Europa Press un portavoz de Emergencias Madrid.

LA VÍCTIMA INVESTIGADA POR OTROS HECHOS

La víctima era un chico español nacido en 1983 con un antecedente siendo mayor de edad de un robo con fuerza en el mes de enero. Alejandro, alias Pérez, llevaba un tiempo bajo la lupa de los agentes porque era miembro de los Dominican Don’t Play (DDP) y había estado presente en el momento del asesinato el 5 de febrero de Jaime, de 15 años, en la calle Atocha.

Se desconoce el grado de implicación en los hechos e incluso podría ser el autor material de la muerte de Jaime. Ahora, la Policía está realizando análisis de ADN para determinarlo, ha confirmado hoy el jefe superior de la Policía de Madrid.

A este chico le quitaron la vida a las puertas de la discoteca Independence cuando fue reconocido de manera casual por miembros de los DDP, que se abalanzaron a por él con machetes. La víctima era simpatizante de la banda rival de los Trinitarios y en el momento de su cuerpo llevaba un cuchillo de 60 centímetros de hoja.

Fuentes policiales también han confirmado que Alejandro P.C. fue investigado por pertenecer al entorno de los cuatro detenidos por el crimen del rapero Isaac, también miembros de los DDP. Aparece en actitud amigable en varias fotografías y vídeos con los arrestados, pero no tiene nada que ver con este crimen, según la Policía.

El rapero murió apuñalado por la espalda el pasado julio en un túnel del barrio de Pacífico de Madrid, en la calle Comercio. El motivo del homicidio fue que no quería entrar en esta banda latina. Desde entonces le amedrentaban, le seguían, le amenazaban y le insultaban.

45.406 IDENTIFICADOS

El Plan de Actuación contra las bandas juveniles anunciado por la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, el pasado 10 de febrero junto al jefe superior de Policía, Manuel Soto, se saldado hasta ahora con un balance de 45.406 identificados, 438 detenidos, 298 armas incautadas y 1.913 actas de droga.

En cuanto a la demarcación de la Guardia Civil, en estos tres meses, el resultado es 5.728 personas identificadas, 2.405 vehículos identificados, 20 detenidos, 35 armas requisadas, 493 denuncias por posesión de drogas. En demarcación Policía Nacional son 39.678 identificados, 418 detenidos, 263 armas incautadas y 1.420 actas de droga.

Tras detallar algunos aspectos de este operativo, la delegada del Gobierno ha reconocido la alarma social que generó el último asesinato de un pandillero el 27 de abril de un chico de 18 años en una calle del madrileño distrito de Villaverde, «a plena luz del día y cerca de un conocido supermercado».

Mercedes González ha agradecido «el extraordinario trabajo de la Jefatura Superior de Policía y su entrega absoluta, no solo en este caso sino en la lucha sin cuartel contra las bandas juveniles». «Es un éxito policial indiscutible que nos debe hacer sentir a todos orgullo de nuestra policía y tranquilidad, porque estamos en buenas manos», ha añadido.

En este sentido, la representante del Gobierno central en Madrid ha trasladado un mensaje de «calma y tranquilidad» a los madrileños. También lo ha hecho el jefe de la Policía Nacional en Madrid, que ha señalado que este último asesinato fue «un hecho puntual, pero no hay muchos sucesos así todos los días».

Manuel Soto ha indicado que el Plan Antibandas es un dispositivo «vivo y dinámico», por lo que continuará como tal pero adaptándolo a los hechos. De momento, no hay cambios tras la inclusión en las últimas semanas del distrito de Tetuán y de la localidad de Alcobendas a este plan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies