RTVE aprueba una Guía de Igualdad para evitar estereotipos y sexismo

El País.- El código cuenta con pautas para incorporar la perspectiva de género en la información, entretenimiento y ficción

La corporación RTVE ha aprobado una Guía de Igualdad que actualiza el Manual de Estilo aprobado en 2010. El documento cuenta con pautas para la incorporación de la perspectiva de género en el trabajo diario con el objetivo de dar visibilidad al papel de la mujer en los diferentes ámbitos. Según ha explicado RTVE en un comunicado, este código de conducta, aprobado el pasado 24 de noviembre y presentado recientemente, contó con el apoyo unánime de todos los miembros del Observatorio de Igualdad de RTVE, un órgano que se constituyó en 2018 y que está compuesto por representantes de los trabajadores, de la dirección y de asociaciones de mujeres.

“Los derechos de las mujeres son derechos humanos […]. El respeto a los derechos humanos es imprescindible en un tratamiento informativo profesional y ético. Por ello, esta Guía hace referencia a ellos con el objeto de que sean aplicados en todos los medios y canales de la Corporación RTVE”. El documento está compuesto por unas líneas estratégicas para la incorporación de la perspectiva de género en el trabajo diario. El Observatorio de Igualdad será el encargado de hacer balance anual de los contenidos de las distintas áreas de la Corporación y su respeto a la igualdad.

Entre los objetivos que marca la guía se encuentran evitar los estereotipos o perpetuar la hegemonía del modelo masculino, dejar de identificar a mujeres y hombres con determinados roles o no destacar a las mujeres por cuestiones vinculadas a su rol familiar o como objetos sexuales. También anima a utilizar un lenguaje inclusivo o fomentar la presencia paritaria de hombres y mujeres en las informaciones, análisis y debates. La guía recuerda que la ruptura de los estereotipos sexistas no solo debe cuidarse en los espacios informativos sino también, y de manera especial, en los espacios de entretenimiento y ficción “en los que todavía se utilizan con frecuencia”. También propone promover la diversidad física, funcional y de edad entre las mujeres que aparecen en la pantalla. “No se fomentará un modelo de belleza femenino basado en la juventud, delgadez o perfección corporal, de acuerdo a cánones poco reales, y que puedan proponer comportamientos lesivos para la salud de las mujeres o asociarse a su éxito personal y social”, dice el documento.

El código dedica un apartado especial al tratamiento de la información sobre violencia contra las mujeres. “No es un mero asunto privado ni doméstico. Es un grave problema social”, destaca. “No es un suceso ni un crimen pasional”. Además, pide evitar detalles escabrosos y quedarse con los datos de interés público y personas expertas: “Olvidémonos de aquellas que dijeron que no habían oído nada o que ‘parecían una pareja normal”. También pide cuidar el lenguaje en este tipo de informaciones. “Las palabras pueden cambiar la percepción de la violencia contra las mujeres: las mujeres no mueren; las mujeres son asesinadas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies