“Maricón de mierda”: 13 homófobos dan una paliza a un joven en Basauri

Huffingtonpost.- Ekain, de 23 años, quedó inconsciente y sangrando por los puñetazos y patadas de una pandilla a la que no le gustaba su presencia en un parque.

Se llama Ekain, tiene 23 años y aún se recupera de las heridas que le ha causado la última agresión homófoba conocida en España, una paliza que le propinaron 13 personas al grito de “maricón de mierda”, que lo dejó inconsciente y por la que acabó en el hospital con múltiples heridas.

Los hechos, según denunció inicialmente en redes sociales su pareja, Kevin, tuvieron lugar en la madrugada del pasado 6 de junio. Estaban en el parque de Bizkotzalde junto a otros colegas cuando Ekain se alejó del grupo para acompañar a una amiga a una zona más baja del recinto y allí encontró a sus agresores, que empezaron a meterse con él. Que les daba asco, que se fuera. El joven les replicó “que si les molestaba, se fueran ellos”, según ha relatado la pareja a diarios como Deia y El Correo, y eso llevó a uno de los miembros de a pandilla a atacarlo por la espalda y a empezar a darle golpes.

La turba se sumó a la paliza, tiraron al chico al suelo, le dieron empujones, patadas y puñetazos y lo dejaron inconsciente, tirado en el suelo, sangrando por la boca y la nariz.

La Policía de Basauri fue avisada de inmediato y tuvo que llamar a una ambulancia para tratar al joven, que fue ingresado en el Hospital de Galdakao durante varias horas, “con un ojo morado, toda la cara hinchada y moratones por todo el cuerpo”, dice su compañero. Cuando salió, acudió a la Ertzaintza para denunciar.

Sus amigos, que bajaron a ayudarlo en cuanto escucharon los gritos, explicaron que los agresores no se fueron el lugar de los hechos, que se quedaron a ver lo que pasaba, a saber si en un gesto de victoria o de envalentonamiento. Pero esa reacción permitió que varios de ellos fueran reconocidos por los amigos del chico. La Policía Local de Basauri, en colaboración con la Ertzaintza, que instruye las diligencias por un presunto delito de lesiones, ya ha podido identificar en calidad de investigados a nueve jóvenes, de entre 18 y 27 años, como presuntos participantes en la citada agresión. Se calcula que había hasta 13 en el grupo.

Mientras tanto Ekain permanece en casa recuperándose de las heridas tanto físicas como anímicas. “Le estamos dando muchos ánimos, pero algo así no se olvida fácilmente”, concluye su compañero.

Condena municipal

El Ayuntamiento de Basauri ha emitido un comunicado en el que explica que todos los grupos municipales condenan el ataque y rechazan “rotundamente” lo sucedido. “Tales acciones machistas tienen como objetivo restringir la libertad de las personas y son completamente inaceptables”, dicen.

“La libertad sexual es clave para promover los derechos humanos: es simplemente un indicador de la diversidad inherente a nuestra sociedad”, afirma, antes de recordar que la Oficina de Información Sexual y su programa de educación en valores trabajan para que esos casos no se den. “Expresamos nuestra solidaridad con el joven agredido y quienes lo rodean, y ponemos a nuestra disposición los recursos municipales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *