Manifiesto Escolar por la Tolerancia. 16 de Noviembre

Nosotras y nosotros, preocupados por la persistencia de actitudes, expresiones, comportamientos y conductas que violan o denigran la dignidad y las libertades de los derechos de las personas;

Preocupados por la existencia de estereotipos y prejuicios que encubren en el fondo un profundo
desconocimiento hacia el prójimo, de discursos de odio, desinformativos y mensajes dañinos, especialmente
en las redes sociales e internet, utilizados para justificar la fobia al diferente, su discriminación o su exclusión, el odio al distinto, la confrontación identitaria, cuando no otras formas de intolerancia criminal;

Preocupados por el desarrollo de ideologías totalitarias, populismos xenófobos, nacionalismos agresivos,
integrismos religiosos y otras manifestaciones contrarias a los valores democráticos y a los derechos humanos;

Alarmados por la intensificación de actos de intolerancia hacia colectivos vulnerables como los inmigrantes,
gitanos y las diversas minorías étnicas, culturales y sociales, incluidas persona en riesgo elegidas como chivos
expiatorios de iras colectivas que se producen en muchos países,

Alarmados en general, por el crecimiento de las manifestaciones de xenofobia, racismo, islamofobia, antisemitismo, homofobia, misoginia, aporofobia, antgitanismo y otras formas de intolerancia que siempre van ligadas a conductas e incidentes de odio, de discriminación y de violencia;

Defendemos la Convivencia democrática basada en el principio ético universal de la Tolerancia que
consiste en el respeto, aceptación y aprecio de la diversidad de nuestro mundo y significa la supremacía del
valor de la persona, de su dignidad, de su diversidad y de las distintas manifestaciones de la condición
humana, e implica consideración y respeto a sus opiniones, creencias o cultura aunque no se compartan;

Afirmamos que la Tolerancia nunca debe ser entendida como indiferencia, resignación, ó condescendencia ante la injusticia y que tampoco tiene sentido interpretarla como debilidad de las convicciones propias o en sustitución de derechos inalienables del ser humano. Y por el contrario, debemos interpretarla como una virtud individual, pública y social que requiere a su vez, intransigencia con la violencia, con el fanatismo en las ideas y con la conculcación de la universalidad de los derechos humanos.

En consecuencia, ante la realidad del mundo actual en el que se padecen situaciones de odio, de
discriminación y persecución por razón de ideología, religión o creencias, por pertenecer a una etnia, nación,
sexo u orientación sexual, por discapacidad, situación familiar, enfermedad o por cualquier otra circunstancia:

Nos adherimos a los principios de Tolerancia y Solidaridad, Libertad e Igualdad, Justicia, y
Pluralismo, diálogo, respeto y entendimiento en todos los niveles de la sociedad, que favorezcan
los derechos humanos y una convivencia democrática en paz, reconociendo en su enseñanza práctica
como lugar privilegiado a la Escuela, como nos recuerda la UNESCO todos los días 16 de noviembre
en esta invitación mundial.

Y nos comprometemos a implicarnos cotidianamente en actuar por erradicar todas las formas de
intolerancia y sus manifestaciones, invitando a la ciudadanía a este compromiso, a mantener la
solidaridad con las víctimas del odio y de la discriminación, y a educar a las actuales generaciones
en la ética de la Tolerancia.

Descargate el manifiesto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies