Lukaku se cansa de los insultos racistas en Praga y se encara y señala a la grada

Marca.- Romelu Lukaku se encaró y señaló a la grada del Eden Arena por los insultos racistas que le profirieron parte de los aficionados durante la primera parte del partido entre el Slavia Praga y el Inter.

El delantero belga ya los sufrió en el campo del Cagliari en esta Serie A. «Si vuelvo a recibir cánticos racistas, contestaré», afirmó entonces. Y en Praga, estalló ante los gritos xenófobos.

Después de marcar el que hubiera sido el 0-2, que fue anulado por un penalti previo de De Vrij que acabó en el 1-1 del conjunto local, Lukaku no festejó su tanto. Se giró a la grada tocándose con el dedo la oreja en señal de protesta por los insultos racistas que estaba recibiendo y señaló a la misma molesto por los abusos que estaba sufriendo. Sus compañeros le apoyaron y algunos como Vecino se lo dijeron también al árbitro.

El gol que sí celebró con rabia fue el que supuso el 1-2 para el Inter en la recta final y que hace que el equipo de Conte dependa de sí mismo para clasificarse a octavos de final en la última jornada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies