La Guardia Civil detiene a dos de los tres autores de la agresión grupal de Ejea

Heraldo de Aragón.- La Guardia Civil de Ejea de los Caballeros ha detenido este fin de semana a dos de los tres presuntos autores de la salvaje agresión grupal a un joven de 26 años el pasado 28 de agosto en el municipio zaragozano.

Fuentes oficiales de la Benemérita han confirmado a este diario que uno de los implicados, menor de edad, se ha presentado este sábado voluntariamente en las dependencias acompañado por sus padres y está en libertad con cargos. El otro presunto agresor, también vecino de Ejea y al que fueron a buscar los agentes a su domicilio, es mayor de edad y permanece detenido en el cuartel de Alagón.

La Benemérita tiene igualmente identificado al tercer agresor, aunque en este caso está localizado en la capital aragonesa y se le podría detener en las próximas horas.

Mientras tanto, más de una docena de testigos de la brutal agresión que tuvo lugar en el pasaje del Muro han empezado a pasar por el puesto de la Guardia Civil para prestar declaración.

Por su parte, evoluciona favorablemente el agredido, que tuvo que ser trasladado al hospital Clínico de Zaragoza para ser intervenido porque sufría una triple fractura de mandíbula, fruto del brutal apaleamiento que sufrió en la cara y el resto del cuerpo. El joven recibió el alta hospitalaria la semana pasada, aunque sigue recuperándose en su domicilio.

Los tres agresores lo confundieron con otra persona con la que una semana antes habían tenido un altercado en la cercana localidad de Biota. En esa ocasión, el incidente se saldó con la expulsión de los menores del lugar donde habían tenido la bronca. Su agresividad fue a mayores el día 28 cuando salieron de un bar del pasaje del Muro y se cruzaron con él. Uno de los implicados le propinó tal puñetazo en el rostro que lo derribó y, junto a sus compañeros, lo pateó de forma reiterada por todo el cuerpo hasta que varios vecinos de la localidad intervinieron para auxiliarle. A estos últimos también los agredieron antes de darse a la fuga.

Su agresividad fue a mayores el día 28 cuando salieron de un bar del pasaje del Muro y se cruzaron con él. Uno de los implicados le propinó tal puñetazo en el rostro que lo derribó y, junto a sus compañeros, lo pateó de forma reiterada por todo el cuerpo y con especial saña en la cabeza y el rostro hasta que varios vecinos de la localidad intervinieron para auxiliarle. A estos últimos también los agredieron antes de darse a la fuga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies