Ingresan en prisión los padres de una niña para la que concertaron un matrimonio de conveniencia

El Correo Gallego.- Tenía la pareja todo preparado para escapar de España// En abril la Policía rescató en A Coruña a otra menor entregada para el pago de una deuda

Una adolescente rumana de 15 años de edad fue rescatada por agentes de la Policía Autonómica y Guardia Civil del auténtico calvario que estaba sufriendo dentro de su propia familia. Sus padres, de nacionalidad rumana, presuntamente pretendían venderla a unos compatriotas para casarla a la fuerza, ante la negativa de ella a seguir sus indicaciones. No era esa sola la vejación que sufría. La joven también acusó a sus progenitores de presuntos episodios de maltrato tanto por parte del padre como de la madre. La jueza de instrucción de Padrón, partido judicial donde residían, a la vista de las evidencias, decidió que la pareja ingresara en prisión provisional sin fianza.

La historia se remonta a finales del mes de marzo, cuando la adolescente, escolarizada desde que llegó a España hace varios años junto a sus hermanos, constató que iba a ser vendida para una boda pactada por sus padres con otra familia rumana. Ella se negó de forma tajante, por lo que recibió una paliza, según las fuentes consultadas, de la que tardó días en recuperarse.

 Fue entonces cuando la pequeña tomó la decisión de denunciar a sus progenitores y la sorpresa surgió cuando a los delitos de trata de seres humanos y detención ilegal añadió los de maltrato habitual.

Los datos aportados por la menor tenían la suficiente credibilidad como para iniciar una investigación que culminó con la detención de los padres, al comprobar los agentes que, además, estaban preparando todo para intentar huir de nuestro país con la ayuda de otros parientes rumanos. Tras descubrirse ese movimiento se aceleró el proceso y fueron encarcelados.

 La muchacha mientras tanto quedó bajo la custodia de la Consellería de Política Social, que también tiene la intención de hacerse cargo de la tutela de sus hermanos menores que actualmente están con otros parientes.

Esta familia vivió en distintos puntos de Galicia y en su entorno se produjo, en 2017 en Santiago, un grave hecho de violencia machista cuando una joven fue apuñalada por su exnovio cuando decidió romper relaciones con él, aunque afortunadamente pudo recuperarse de las graves heridas pese a las secuelas que le quedaron en el rostro.

SEGUNDO CASO EN MENOS DE UN MES. El fin de la pesadilla de esta menor se produjo cuando en A Coruña hace apenas un mes la policía liberó a una niña de 12 años, también de origen rumano, y detuvo a siete personas, entre ellas la madre de la menor y su actual pareja, en una operación que se desarrolló en Córdoba y la ciudad herculina por delitos de trata de seres humanos, detención ilegal y abuso sexual continuado. Lo agentes liberaron a la pequeña, retenida en un piso de A Coruña, tras ser entregada por su propia familia para saldar una deuda de 4.000 €.

Tras las gestiones practicadas con la madre de la menor, y las oportunas comprobaciones en el colegio en el que se encontraba escolarizada, se iniciaron las gestiones para la localización de la menor. Las investigaciones llevaron a los agentes hasta A Coruña, donde fueron identificados los miembros de la familia que presuntamente habían comprado a la menor, de acuerdo con la información policial.

A raíz de esta información, se estableció un dispositivo de vigilancia, procediéndose posteriormente a una entrada y registro en el domicilio donde tenían recluida a la menor, que dio como resultado su liberación y la detención de tres de los investigados. De forma coordinada, se detuvo en Córdoba a otros cuatro implicados, entre ellos, la madre de la menor y su pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *