«Hunters», la serie de Al Pacino, criticada por su recreación ficticia del Holocausto

ABC.- El Twitter oficial del Museo estatal Auschwitz-Birkenau compartió una escena de la ficción de Amazon para arremeter contra sus licencias creativas

«Hunters», la última serie de Amazon Prime Video protagonizada por Al Pacino como abuelo judío asesino de nazis, no ha tenido un inicio prometedor. Además de las críticas tibias recibidas, el drama creado por David Weil ha sido criticado por su retrato del Holocausto. Cabe mencionar que el título, de diez episodios, es una recreación ficticia de los esfuerzos reales para encontrar y enjuiciar a los nazis que en las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial poblaron Estados Unidos.

El reproche más llamativo procede del perfil oficial de Twitter del Museo estatal Auschwitz-Birkenau: «Auschwitz estuvo repleto de un dolor horrible y sufrimiento documentados en los informes de los supervivientes. Inventarse un juego falso de ajedrez humano para «Hunters» no es solo una necesidad peligrosa y una caricatura. También da la bienvenida a futuros negadores. Nosotros rendimos homenaje a las víctimas preservando la exactitud de los hechos».

El museo acompañó el texto con el fotograma de una escena en la que un grupo de presos del campo de concentración tienen que matarse a sí mismos como jugadores de un ajedrez humano.

Tras la publicación del tuit, el creador de «Hunters», David Weil, defendió la producción a través de un comunicado recogido por «The Hollywood Reporter» y explicó el porqué de dicha escena. Además, recordó que su propia abuela era una superviviente del Holocausto que había sido prisionera de Auschwitz; también mencionó su viaje al campo de concentración, que le cambió de por vida tras ver «los vestigios del mundo de pesadilla en el que ella había sobrevivido».

«Creí entonces –y lo hago ahora– que tenía una responsabilidad, como nieto de supervivientes del Holocausto, mantener sus historias vivas», justificó. Weil recordó que la serie estaba «inspirada» en hechos reales, pero que ni es documental ni nunca había sido su intención.

El tacto con el que –dice– abordó el tema está presente en una decisión de guion: los personajes no tienen el número real de una víctima o superviviente para así no malinterpretar o tergiversar su historia personal. «Era era la responsabilidad que me pesaba cada noche y cada mañana durante años, mientras escribía, producía y editaba esta serie. Es el asunto en el que pienso cuando me voy a dormir y por el que me levanto a trabajar para honrar».

El creador, de actitud conciliadora con el Museo estatal Auschwitz-Birkenau, también se pronunció sobre la escena del ajedrez humano: «Es un acontecimiento convertido en ficción». Siguiendo la lógica empleada en el número de los tatuajes, su creador no quería replicar los «horrores» reales –el sadismo, la tortura– que los Nazis cometieron contra los judíos. El guionista rompió una lanza en favor de sus compañeros que quieran contar historias sobre el Holocausto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies