Este videojuego rompe con los cuentos de hadas: ahora es la princesa la que salva al príncipe

La Razón.- ‘Kings of the Castle’ es el resultado del trabajo del estudio Frosty Pop, que apuesta por la diversidad en sus producciones

El dragón Zantorian ha encerrado al príncipe Rupert en la torre de un castillo situado en una misteriosa y peligrosa isla. Lord Baldor envía a la princesa para que se adentre en ese territorio hostil y poco familiar para salvar al príncipe. En la piel de ella, el jugador deberá utilizar su velocidad, su valor y su capacidad de orientación para rescatar al príncipe. Esquivará trampas, luchará con enemigos, saltará obstáculos y recogerá las gemas que se encontrará en su viaje y que le permitirán pagar el rescate para lograr que el príncipe regrese a casa sano y salvo. Pero hay que hacerlo rápido: el dragón está hambriento. Kings of the Castle es una aventura tipo speedrun en la que hay que llevar a cabo una misión de rescate. Se puede jugar de manera individual o multijugador.

Hijo de inmigrantes paquistaníes que desembarcaron en una provincia rural canadiense llamada Saskatchewan, Faisal Sethi, fundador del estudio Frosty Pop, siempre ha recurrido a las artes como una forma de expresar su creatividad. Esto le llevó a comenzar una carrera en el terreno del diseño gráfico al mismo tiempo que tocaba en una banda de grunge. Hoy es un desarrollador de juegos para la App Store y Apple Arcade. No tiene conocimientos de programación, pero trabaja con equipos de todo el mundo para dar vida a sus ideas.

Kings of the Castle es una aventura protagonizada por una princesa que salva al príncipe para ir en contra de los clichés tradicionales de los cuentos de hadas, como los que aparecían en las películas de Disney con las que Faisal creció. Como representante de una minoría, para Faisal es importante destacar la diversidad en los personajes de sus juegos, como sucede en ‘Kings of the Castle’, donde la heroína es una mujer.

Faisal tomó de su historia personal y de la de aquellos que le rodean las influencias para crear los personajes que aparecen en el juego, inspirados en las culturas del sur de Asia, Asia oriental, Europa del Este y Canadá. La creación del juego ha sido posible gracias al esfuerzo de cinco personas. El diseño es obra de Mercedes Crespo, también conocida como Yema Yema, que vive en la localidad estadounidense de Marietta, en Georgia, y es originaria de la ciudad de Guayaquil, en Ecuador.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies