Enfermas oncológicas crónicas, sin derecho a mascarilla gratuita

El Mundo.- La Asociación de Cáncer de Mama Metastásico denuncia que no aparecen en sus SIP y no les son dispensadas en las farmacias a las menores de 65 años

El reparto de tres mascarillas quirúrgicas gratuitas en las farmacias de la Comunidad Valenciana a mayores de 65 años y enfermos crónicos está trayendo algunos problemas. Primero fue la denuncia de los mutualistas jubilados, en muchos casos funcionarios adscritos a mutuas laborales y no a la Seguridad Social, porque al no tener SIP no les eran dispensadas en las oficinas de farmacia. Pero ahora son algunos colectivos con enfermedades crónicas los que están teniendo problemas. En concreto la Asociación de Cáncer de Mama Metastásico de Valencia ha remitido un escrito a la Conselleria de Sanidad porque varias pacientes con este diagnóstico menores de 65 años no han podido recibir la mascarilla al no estar cargada la autorización en su tarjetas. En la mayoría de los casos, han sido tratadas de un cáncer de mama y, años después, ha aparecido la metástasis que les convierte en enfermas oncológicas «crónicas e incurables» y, por tanto, dentro de los grupos de riesgo a los que con más fuerza puede golpear el Covid.

En la carta, a la que ha tenido acceso este diario, se recoge la petición de que se enmiende su situación y les sean entregadas las protecciones, tal y como recoge la Resolución del 15 de abril de la Conselleria de Sanidad, al pertenecer «al Estado de salud 8, neoplasias dominantes, metastásicas y complicadas»). «Entendemos que muchas de nosotras no debemos tener debidamente codificado el diagnóstico de la nuestra enfermedad, porque es un aspecto que no ha sido debidamente atendido por Atención Primaria y los especialistas», explican en la carta firmada por la vocal junta directiva de la Asociación y representante en Valencia, Amparo Medina.

Este colectivo ha ido recogiendo las quejas de sus asociadas, que en algunos casos ya iniciaron sus propias reclamaciones a título individual, tanto a sus centros de salud como a sus profesionales de cabecera y los Servicios de Atención e Información al Paciente (SAIP) de sus hospitales de referencia. «Allí me confirman que no aparece en nuestro SIP a pesar de que nuestra enfermedad está contemplada en la Resolución como pacientes que pueden acceder a la medida publicada», prosigue una de las carta de una asociada a que también ha tenido acceso este diario.

Sanidad está revisando el caso para ver si se trata efectivamente de un error en los códigos de las enfermedades que se cargan en las SIP o incluso que pudiera haber falta de actualización en los historiales de las pacientes. «La correcta codificación del diagnóstico de la enfermedad que padecemos es imprescindible para que una medida de este tipo funcione. El algoritmo que asigna las mascarillas no puede funcionar sin esta codificación», asegura.

De hecho, la asociación ha detectado que hay socias a las que les han aplicado el código de una enfermedad («neoplasias malignas secundarias» o «tumores malignos diseminados, esparcidos o extendidos») a las que tampoco les están siendo entregadas mascarillas, porque el algoritmo tampoco las reconoce como incluidas en la resolución que permite la entrega de las mascarillas que facilita la Conselleria de Sanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies