El nazismo continúa vivo en las redes sociales (y gana mucho dinero)

La Vanguardia.- El gobierno alemán monitorea y combate cientos de páginas en redes sociales que expanden el discurso de odio y extrema derecha

La extrema derecha continúa haciéndose fuerte en las redes sociales. En Alemania, las autoridades ya han censurado en varias ocasiones grupos como Kampf der Nibelungen (La Batalla de Nibelungen), que corresponde a competición de artes marciales, dónde personas de ideología nazi se dedican a proyectar su discurso, captar nuevos adeptos y ganar dinero a través de la venta de entradas y a la comercialización de productos de merchandising.

Kampf der Nibelungen es uno de los cientos de grupos en internet que continúan ejerciendo de caldo de cultivo para ideologías extremistas en Facebook y otras redes sociales.  Según la agencia The Associated Press, al menos 54 grupos de Facebook que están asociados a 39 entidades han sido catalogadas por el gobierno alemán como extremistas.

Esto significa que alrededor de 268.000 usuarios de Facebook en Alemania reciben periódicamente mensajes de odio. Además, la red también cuenta con 39 usuarios relacionados de Instagram, 16 de Twitter y 34 canales de Youtube, que suman más de 9.5 millones de visualizaciones en sus contenidos.

Más del 60% de los usuarios contabilizados se dedican a recaudar fondos, la mayoría a través de la venta de productos personalizados con mensajes abiertamente racistas o violentos.

Música y artes marciales como reclamo

La estrategia actual de la extrema derecha en Alemania se basa en entrar a la vida de los jóvenes a través de productos de consumo cultural o deportivo como la música o las artes marciales. A través de estos canales, organizaciones violentas y de ideología nazi introducen sus discursos de odio y racismo entre la población general.

Estos grupos conocen perfectamente el funcionamiento de plataformas como Facebook o Youtube, por lo que adaptan su lenguaje y contenidos a estas plataformas para evitar ser censurados por el algoritmo, para captar a los usuarios a sus foros privados, donde ya dan rienda suelta a su contenido más radical y peligroso.

Según varios estudios, la escena musical alemana claramente relacionada con la extrema derecha facturaba más de 2 millones de euros por año en conciertos antes de la pandemia.

La pandemia como caldo de cultivo

La llegada de la pandemia también ha facilitado que estos discursos de extrema derecha se hayan introducido en grupos de negacionistas y personas que comparten teorías de la conspiración por internet.

De hecho, la semana pasada, Facebook cerró hasta 150 páginas de Facebook que hacían llamamiento a levantarse contra las medidas aplicadas con Alemania para el control de la pandemia del coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies