Condenado a 13 años de cárcel el adolescente británico que mató a una niña por una pelea sobre Snapchat

El Mundo.- Un adolescente ha sido condenado a 13 años de cárcel por asesinar a la estudiante Ava White apuñalándola en el cuello. El suceso tuvo lugar en Liverpool en noviembre del año pasado, durante el evento de encendido de las luces navideñas.

Todo ocurrió cuando Ava y un grupo de amigos fueron a ver las luces de Navidad en el centro de la ciudad. Otro grupo de adolescentes empezó entonces a grabar a Ava y sus amigas; ella se negó y se enfrentó a uno de los niños, que entonces tenía 14 años, y le exigió que no subiera esas imágenes a Snapchat. El adolescente entonces sacó un cuchillo y se lo clavó en el cuello, antes de salir corriendo y deshacerse de su arma y de su chaqueta, que fue hallada poco después en un contenedor con restos de sangre de la víctima.

El condenado, de 15 años de edad y cuyo nombre no puede ser revelado por razones legales, fue detenido horas después del asesinato gracias a los múltiples testigos de lo sucedido. Es es uno de los criminales más jóvenes del país en un caso que causó verdadera conmoción en la ciudad británica.

El adolescente alegó que había actuado en defensa propia y que sólo quería asustarla y no matarla, una opinión que fue rechazada por el jurado, que lo condenó de manera unánime. Varios amigos de Ava testificaron durante el juicio que le habían visto sonreír tras apuñalar a Ava, que fue trasladada al hospital donde los médicos no pudieron salvarle la vida debido a la gravedad de sus heridas.

La juez que lo ha condenado, Amanda Yip, aseguró que el autor del asesinato había estado expuesto a la violencia desde muy joven y que estaba «fuera de control». El condenado tiene un trastorno por déficit de atención con hiperactividad y asistía a una escuela especial, donde ya había recibido algunos avisos por mal comportamiento. Incluso llegó a ser detenido brevemente por agredir a dos mujeres.

«Solo hay una razón por la que Ava está muerta y es porque elegiste llevar un cuchillo y elegiste sacarlo y usarlo. Disfrutaste llevar un cuchillo. Se lo estabas enseñando a tus amigos esa noche», dijo la jueza.

Durante las audiencias, la madre de la víctima, Leanne White, se derrumbó y afirmó que «Ava muere de nuevo cada mañana que me despierto».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies