AUGC logra que el rapero Valtònyc se siente en el banquillo acusado de un delito de odio contra la Guardia Civil

Augc.org.- La personación de AUGC como acusación popular contra el rapero Valtònyc por sus palabras llamando a atentar contra los trabajadores de la Guardia Civil le llevarán finalmente al banquillo de los acusados, donde deberá enfrentarse a una posible condena por un supuesto delito de odio contra la Guardia Civil. Hay que recordar que AUGC fue la única asociación profesional que emprendió acciones legales contra Valtònyc.

Así lo ha determinado el Juzgado de Instrucción 2 de Estepa (Sevilla), que ha dictado auto de transformación del caso en procedimiento abreviado, lo que pone fin a la investigación judicial y ordena fijar fecha para la celebración del juicio oral. Ahora serán las partes de la causa, la Fiscalía y AUGC, las que deberán emitir un informe de calificación de los hechos que incluirá la pena que, a entender de estas dos acusaciones, debería cumplir el músico y que será estudiada por el tribunal durante la vista.

Josep Miquel Arenas Bertrán (La Puebla, 1993) será juzgado por instar a los asistentes a uno de sus conciertos, el que tuvo lugar el 31 de marzo de 2018 en la localidad sevillana de Marinaleda, a atentar contra los miembros de la benemérita. “Matad a un puto guardia civil esta noche, iros a otro pueblo donde haya guardias civiles y matad a uno, poned una puta bomba al fiscal de una vez”, gritó el cantante. Sus palabras fueron recogidas por todos los medios de comunicación y provocaron que la mencionada asociación, mayoritaria en el cuerpo, decidiera interponer una denuncia por un delito de odio contra el colectivo al que representa.

Para AUGC, las manifestaciones del cantante expresaron de manera delictiva una actitud de odio irracional contra los guardias civiles. Aquel día en el concierto, Valtònyc instaba a su público a atentar contra guardias civiles, y sus palabras no cabe entenderlas como parte de la libertad de expresión, pues no se trata de la letra de una de sus canciones, sino de una intencionalidad dirigida a un numeroso grupo de personas, con el consiguiente riesgo de que ese público las llevara a cabo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *