Series contra la Intolerancia

Toca ser responsable y quedarse en casa, no salir a menos que sea estrictamente necesario, tenemos que evitar que colapse el sistema sanitario. Por el bien de tod@s. Lo importante ahora mismo es la salud y autoprotegernos para proteger a los demás.

Desde Movimiento contra la Intolerancia te ofrecemos recomendaciones para que te hagas un maratón de series que nos ayudan a trabajar contra la Intolerancia.

Empezamos con ‘Así nos ven’ que puedes ver en Netflix, para mayores de 16 años.
La cineasta Ava Duvernay dirige  ‘Así nos ven’, una miniserie basada en un caso real en el que se que condenó erróneamente a cinco adolescentes afroamericanos por la violación de una mujer blanca a principios de los noventa
El racismo, la brutalidad policial y un sistema xenófobo y clasista destrozaron la vida de estos cinco chavales solo por el color de su piel y por la necesidad de encontrar un culpable al brutal ataque a una joven.
Ava Duvernay. Es una realizadora comprometida con la lucha contra el racismo en Estados Unidos. Su película Selma estuvo nominada a los Oscar, sobre la marcha por los derechos civiles de Martin Luther King. Después indagó en los fallos del sistema judicial y penitenciario de su país en La enmienda XIII, que explica por qué la mayoría de presos son negros, debido al racismo estructural de un país que no pone soluciones. Ahora, en Así nos ven, vuelve a denunciar esto. La historia la conoció a través de uno de los chicos, que escribió por Twitter a Duvernay contándole lo que había sufrido. En los cuatro capítulos, la directora mezcla la parte emotiva con el proceso judicial. Todo un ejercicio de memoria histórica que pone los pelos de punta. Todo para contar, como dice la misma DuVarney, “que lo que se muestra en Así nos ven sigue sucediendo”.
Seguimos con ‘Self Made’  o como la han titulado en español ‘Madam C.J. Walker, una mujer hecha a sí misma’ también de Neflix y para mayores de 13 años
Self Made cuenta la historia de Sarah Breedlove, mejor conocida como Madam C.J. Walker, una mujer de origen afroamericano nacida en el seno de una familia dedicada a la barbería, mientras que ella trabajaba lavando ropa. Sarah era consciente de las problemáticas de pelo que sufrían las mujeres afroamericanas de la época, es por eso que buscó establecer su propio negocio de productos de belleza para el cabello.
A lo largo de cuatro capítulos de 30 minutos, Self Made narra la lucha de Sarah por establecer su emporio a principios del siglo XX en un Estados Unidos con arraigados problemas de racismo, desigualdad de género y machismo. La miniserie está basada en la novela On her Ground de la escritora estadounidense A’Lelia Bundles.

 

 

¿Qué hubiera pasado si EEUU hubiera apoyado a Hitler y el nazismo? Para saberlo tenemos que ver  ‘La conjura contra América’ en HBO, la adaptación de David Simon del libro de Philip Roth que resuena mucho con la actualidad. Recomendada para mayores de 16 años.
En este pasado alternativo de Estados Unidos, Charles Lindbergh es elegido presidente en 1940. El nuevo líder no tardará mucho en aliarse con Adolf Hitler y sumir la nación en el fascismo. Una familia judía de Nueva Jersey nos contará los hechos a través de su historia en esta miniserie basada en la novela homónima de Philip Roth, todo un alegato contra el antisemitismo y la intolerancia.
La serie y la novela hablan del creciente antisemitismo y cómo lo vive la comunidad judía de la que el escritor era parte. Cuando escuchan esos discursos racistas por la radio todos comentan lo mismo, no será posible que un discurso de odio triunfe, pero lo hará. La victoria distópica de Lindbergh se parece demasiado a la de Trump y da a la obra de Philip Roth, escrita en 2004, una nueva visión y una lectura actual y hasta más política que entonces.
David Simon no ha ocultado que La conjura contra América tiene para él claros ecos con el presente y con el estilo mesiánico de Donald Trump, un presidente siempre dispuesto a abonar la xenofobia, ya sea contra los inmigrantes que llegan del Sur o ahora con el “virus chino”.
Hablamos ahora de ‘Eta, el final del silencio’  de Jon Sistiaga y  Alfonso Cortés-Cavanillas que puedes ver en Movistar+. Recomendada para mayores de 12 años.
El 7 de junio de 1968, ETA asesinaba al Guardia Civil José Pardines. El 3 de mayo de 2018, un comunicado de la banda terrorista anunciaba la disolución de sus estructuras. Entre esas dos fechas, 50 años de terror, miedo, dolor, treguas, negociaciones y 826 muertes.
Jon Sistiaga nos sitúa cara a cara ante el cambio político y social que ha tenido lugar en el medio siglo de existencia de ETA, realizando un homenaje a las diferentes víctimas del terrorismo que azotó a nuestro país. Contaremos sus historias individuales y colectivas, y a través de sus ojos entenderemos mejor el conflicto y la fortaleza y valentía de la sociedad española, que sumadas a las investigaciones policiales y a los errores de los terroristas, sumaron la fuerza necesaria para que el fin de la banda fuese posible.Porque, afortunadamente, por fin se puede hablar.
Vamos ahora con ‘Atípico’ es una de las comedias más recomendables de Netflix: una agradable serie familiar contra los estereotipos sobre el autismo. Recomendado para mayores de 13 años.
Atípico es una comedia dramática centrada en los Gardner, una familia marcada porque el hijo mayor, Sam (Keir Gilchrist) tiene autismo. Cuando este empieza a querer más independencia al llegar a la mayoría de edad, los demás tienen que enfrentarse a una nueva realidad, darle un voto de confianza y encarar sus propios problemas.

 

No podría faltar en esta selección ‘Pose’  de Ryan Murphyque que puedes ver en HBO (la primera temporada también en Netflix). Recomendada para mayores 16 años.
Una serie con temporadas en la que da una visión profunda, compleja y reivindicativa de la situación del colectivo LGTB en la Nueva York de los finales de años ochenta.  Pose se centra en el desarrollo de la ball culture, cuando personas LGBT se reunían en clubs nocturnos de Nueva York para explorar su creatividad con pasarelas, luchas de baile y voguing.
Los ballrooms son solo la fachada externa, lo que atrae al espectador para después mostrarle la realidad del colectivo LGTB en los años ochenta. Todo ello nos lleva al abandono de jóvenes, la mayoría negros y latinos, expulsados por sus propias familias. Estos jóvenes buscan en las «casas» una nueva familia en la que poder ser quien son en realidad. Aunque el entorno hostil, de homofobia y transfobia les llevaba a la prostitución, depresión y aislamiento.
Pose nace para dar algo que llevabamos mucho esperando: dar visibilidad a las personas trans. Es rompedora por tener el mayor elenco trans de la historia, por delante de series como Transparent. Lo es por contar una etapa muy importante de la cultura queer, el movimiento ball culture.  Las reinvindicaciones de los personajes y de la propia serie siguen estando vigentes tres décadas después: igualdad, respeto, comprensión, oportunidades.
Continuamos con  ‘Dear White People’ (en español: Queridos blancos),  una serie de televisión de Netflix,  basada en una película del 2014 con el mismo nombre, creada y dirigida por Justin Simien, quien volvió como escritor y director de varios capítulos. Recomendada para mayores de 16 años.
La serie sigue a un grupo de estudiantes afroamericanos que sortean los desaires y las normas no escritas en una universidad de élite. Todavía quedan muchos prejuicios raciales por superar.
Dear White People es el nombre de un popular programa satírico de radio de la universidad de Winchester dirigido y presentado por una de sus estudiantes, Sam White, quien lo usa como plataforma para despertar consciencias.
Seguimos con ‘Special’ de Netflix, recomendada para mayores de 13 años.

Ryan O’Connell escribe y protagoniza esta ficción autobiográfica sobre un homosexual con parálisis cerebral. Se convirtió en toda una referencia para millones de personas en el mundo cuando en 2012 publicó su autobiografía ‘I’m Special: And Other Lies We Tell Our Selves’. Special nos habla de  diversidad funcional y de sobrevivir en una comunidad tan superficial  en ocasiones como la homosexual, sobre todo en una ciudad como Los Ángeles, donde los cuerpos «perfectos» están por todas partes. Ocho mini capítulos de 15 minutos que se ven en suspiro.

 

Vamos terminando con ‘Creedme’ de Netflix recomendada para mayores de 16 años.
Cuando una joven es acusada de mentir sobre una violación, dos inspectoras investigan una serie de espeluznantes ataques similares. . Uno de los dramas más reveladores de la era del Me Too cuenta la historia de una víctima de violación y el tortuoso proceso al que le somete la justicia.
La serie esta basada en el caso real que sufrió Marie Adler, La historia de este error policial y la posterior investigación de dos policías de Colorado, la detective Stacy Galbraith y la Sargento Edna Hendershot, la contaron en 2015 los periodistas Ken Armstrong y T. Christian Miller en un reportaje titulado ‘An Unbelievable Story’.
Después de llevarse el premio Pulitzer y editarse en formato libro (bajo la editorial Libros del KO en España), el relato de Marie Adler y el de otras cinco supervivientes agredidas sexualmente por el exmilitar Marc O’Leary, que se declaró culpable de 28 cargos de violación, es adaptada a la televisión en formato de miniserie de 8 capítulos.
Creada por Susannah Grant, Ayelet Waldman y Michael Chabon, ‘Creedme’ ya ha sido calificada como un «true crime» diferente a los demás, en clave feminista. Pone el foco de atención en el juicio social y la victimización secundaria de Adler, un término que hace referencia a la atención precaria que recibe una víctima de violencia machista al no ser tomada en serio o ser prejuzgada.

Y terminamos con todo un clásico ya, ‘Orange is the New Black’, cuyas seis primeras temporadas puedes verlas en Netflix y la última en Movistar+. Recomendada para mayores de 16 años
La serie se estrenó en 2013 en Netflix  creada por Jenji Kohan y está inspirada por el homónimo libro de Piper Kerman, a su vez, basado en su propia experiencia durante un año en una cárcel de mujeres.
Barreras lingüísticas, racismo, homofobia y transfobia, discriminación, desigualdad, machismo, violencia, todo aparece en el cruce de caminos del que somos testigos a lo largo de los capítulos. Aunque en ocasiones abusen de los estereotipos.
La última temporada es especialmente dramática tratando el tema de las deportaciones de inmigrantes, tan de actualidad en la vida real con las políticas migratorias de Trump. También, tratándose de una cárcel de mujeres, explora el tema del «Me Too» y lo hace con el característico humor negro de su guión y con inteligencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies