¿Qué ‘empujó’ a Kira? Grito de ayuda de unos padres para saber por qué se suicidó su hija

La Vanguardia.- José Manuel López pensó, cuando encontró muerta en el fondo de la escalera del edificio en el que vive a su hija Kira, de 15 años, que alguien la había empujado. En aquel primer momento ni se le pasó por la cabeza que la menor se hubiese tirado al vacío desde muchos pisos más arriba.

Cuando José Manuel y María José, la madre de Kira, aceptaron que su única hija se había suicidado (ocurrió el pasado 19 de mayo en el barrio de Sant Andreu, en Barcelona) ambos buscaron una explicación a lo ocurrido. Y los primeros días tampoco la encontraron.

Kira era una «chica presumida, inteligente, muy buena estudiante, cariñosa…», recuerda su madre. «Sí que notamos que el día antes de irse de este mundo estaba más rara de lo habitual, pero al día siguiente se levantó como siempre, ya volvía a ser ella, y se fue al colegio», cuenta el padre.

Pero Kira ya no salió esa mañana del edificio. Había decidido que ese día no iba a ir a su escuela, el centro Jesús, Maria i Josep (JMJ), más conocido como Padre Manyanet de Sant Andreu. Cogió el ascensor, sí, pero no para acceder a la calle. Subió hasta el último piso y desde ahí…

No fue hasta nueve días después, cuando José Manuel y María José, que seguían sin entender qué empujo a su hija a suicidarse, empezaron a atar cabos.

En una cuenta de correo electrónica interna, a la que solo tienen acceso alumnos y profesores del Padre Manayanet, alguien mandó  un mensaje dirigido a Kira, días posteriores a la tragedia,  con dos únicas palabras escritas: «Muerte», «Muere».

Y en ese momento saltaron todas las alarmas. Los Mossos, muy pendientes desde el primer día de la evolución del caso, abrieron de inmediato unas diligencias de investigación.

Los padres de Kira, cuentan ahora, iniciaron también sus propias pesquisas. Empezaron entonces a buscar información en el colegio y entre los amigos más íntimos de su hija. Ya tenían un hilo del que tirar. Era la primera prueba de que algo le habían hecho a Kira  para empujarla a tirarse al vacío.

Pero nadie está poniendo fáciles a María José y José Manuel. Aunque ellos ya anuncian que no van a desfallecer. Ahora más que nunca quieren saber qué le paso horas o días antes a su hija. Y sospechan que tuvo que ser muy grave, visto el final de la historia.

«Vamos a luchar para llegar hasta el final», anunciaba el pasado  jueves esta pareja cuando volvían en su coche a casa tras haberse entrevistado con la presidenta del Parlament de Catalunya, Laura Borràs.

¿El motivo de esa visita? Pedir al Govern «que exija mas seriedad y esfuerzo a las autoridades educativas y más rigor en los protocolos implantados en los colegios para detectar los casos de acoso escolar y cualquier otro tipo de abusos padecidos por los menores», revela José Manuel Pérez.

Las sospechas de lo sufrido por Kira antes del suicidio van en dos direcciones. Sus padres barajan el bullying, pero también cobra fuerza “la hipótesis de que nuestra hija pudiese haber padecido acoso sexual en el entorno escolar», revelan los padres.

 La prudencia obliga a esperar a que a que avance la investigación antes de dar más detalles sobre esta sospecha, basada en un inquietante mensaje enviado por Kira a una de sus amigas.

Una acusación muy grave, de momento basada solo en sospechas, pero que José Manuel y María José quieren que se investigue en las dos denuncias presentadas hasta la fecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies