El ‘Me Too’ llega al cine español: varias mujeres acusan al director Luis María Ferrández

El Español.-Varias mujeres y algunas de sus alumnas han denunciado en redes sociales que se aprovechó de ellas prometiéndoles papeles.

En octubre de 2017, varios medios de EEUU publicaron varios reportajes en los que acusaban al productor de Hollywood Harvey Weinstein de acoso y abuso sexual. El mandamás de la industria se aprovechaba de su situación de poder para mantener sexo con actrices y aspirantes a estrellas a las que prometía papeles o incluso amenazaba con destruir su carrera. Llegó a hundir a las que no aceptaban. Aquel hecho desencadenó un movimiento sin precedentes, el Me Too. Una cadena en la que millones de mujeres comenzaron a contar sus experiencias de acoso y abuso en todas sus áreas profesionales.

En Hollywood salieron muchos nombres, pero el empuje de valentía hizo que se contagiara a otros países y áreas. Pasó con Plácido Domingo, la estrella española de la ópera que fue acusado de abuso de poder y conducta inapropiada por varias mujeres. Durante estos años muchos se preguntaron cómo era posible que aquel terremoto no hubiera tenido réplicas en el cine español.

Ahora, ha llegado el primer caso de Me Too a España. Varias mujeres acusan y señalan al director Luis María Ferrández, autor del documental La pantalla herida. Varias de ellas, alumnas de la escuela TAI donde daba clases hasta 2017, lo han hecho por redes sociales. Seis le denuncian abiertamente en un reportaje publicado por eldiario.es. En la investigación del medio se ve claramente que el director se aprovechaba de sus alumnas y siempre seguía el mismo patró con ellas: “”Me dijo: ¿jugamos a un juego? Era algo así como un juego de quitarse la ropa, de te hago una pregunta y si no sabes la respuesta te quitas ropa o algo así”, cuentan el reportaje en el que hay dos testimonios de dos chicas que reconocen haber mantenido relaciones sexuales en contra de su voluntad.

Su nombre ha salido de la sororidad de muchas víctimas, que compartieron sus experiencias en Instagram cuando una de ellas, Chacha Huang, colgó unas capturas de una conversación de Whatsapp en la que él le proponía acudir a un cásting de forma bastante extraña. “Casi 2021 y todavía hay hombres que CREEN y PUEDEN hacer un casting o NO hacer un casting a las mujeres de esta manera”, anunciaba hace cinco semanas y proponía crear un destacado de Me Too donde recogería “los comentarios y acusaciones” que le fueran mandando.

Su experiencia, como se puede leer en esos pantallazos, fue que él intentó quedar con ella en varias ocasiones en Madrid. Ante su rechazo él le dijo que era porque estaba preparando una película y buscaban una actriz de rasgos asiáticos, pero ante su negativa le comunicaba que “ya me han mandado un par de opciones la directora de casting”. Aquel hilo condujo a que muchas mujeres señalaran al mismo nombre y la misma forma de actuar.

La misma Chacha Huang hacía un nuevo post en el que decía lo siguiente: “Nunca le pasa a una sola mujer! Aquí van algunas de las 31 acusaciones de momento sobre el mismo señor de mi último post y más casos sin nombre completo. Todas las acusaciones están en el Highlight METOO. Me irrita saber que tenemos que tener miedo de dar la cara y contar nuestras historias. Lo que me pasó no es grave, vale. Lo grave es que no es un caso aislado y que todavía hay gente que cree que esto es normal. BASTA!”.

En aquel hilo, que todavía está en el perfil, se pueden ver como varias alumnas confirman esos indicios. “Hola, yo también fui a esa universidad y en efecto es el mismo patrón que sigue con las alumnas”, dice una chica que pide que tape su nombre y su perfil y le da las gracias por el gesto. “Les escribe porque consigue su número en la ficha de alumnos y les vende la idea de llevarlas de meritorias en algunas películas o de meterlas en un casting”, apunta otra.

Este periódico se ha puesto en contacto con el cineasta, que asegura que no es cierto y que todo está “en manos de su abogado, es tremendo lo que están haciendo hacia mi persona”.

Hay muchas otras mujeres que señalan a Ferrández por utilizar su posición de fuerza siempre en bares o coctelerías con falsas promesas. Otra de ellas dice que “no iba a decir nada porque no quiero líos, pero es un misógino y lo ha intentado con todas”. “Ese hombre era famoso por intentar ligar con las alumnas”, explica otra.

Una alumna de unas charlas explica cómo se les acercó a ella y a una amiga después de una presentación y les dijo que las había visto muy interesadas y que podía “ayudarlas”. Tras una primera quedada los tres, Luis María Ferrández le envió mensajes y más mensajes “para quedar a solas”. “A muchas compañeras de clase las invitaba a tomar algo”… Y una infinidad de mensajes en el mismo sentido.

La escuela TAI, donde daba clase y donde estaban las alumnas que han denunciado, ha emitido un comunicado asegurando que Ferrández “ue profesor durante año y medio en nuestra institución y dejó de serlo en 2017”. “En TAI somos muy conscientes de la relevancia de este tema y disponemos de un Departamento de Estudiantes que vela por la seguridad de nuestros estudiantes y a través del cual alumnas y alumnos pueden comunicarnos cualquier circunstancia que afecte a su normal desarrollo con total confianza y confidencialidad”, apunta el escrito.

También animan “a que cualquier alumna afectada durante ese periodo en nuestra institución contacte con nosotros. Ante cualquier circunstancia constitutiva de delito, esta institución ofrece su total apoyo con todos sus recursos para la defensa de los miembros de su comunidad, reservándose el derecho de ser parte demandante en caso de un juicio. Es un imperativo para esta institución la premisa social de tolerancia cero con cualquier acosador y por ello la inmediata atención a través del protocolo establecido a tal efecto”.

La Universidad Francisco de Vitoria ha decidido, además, la suspensión temporal de la actividad como profesor del cineasta Luis María Ferrández, tras ser señalado por varias mujeres, entre ellas dos exalumnas del centro educativo, por un supuesto comportamiento inadecuado de índole sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *