Un ‘youtuber’ se graba dando galletas rellenas de dentífrico a un indigente

Fuente: El País
Fecha: 20/01/2017

Tras la reciente polémica del caraanchoa que provocó el cierre del canal de YouTube del alicantino MrGranBomba, otra contenido publicado en la plataforma de vídeos en España está generando un buen número de críticas. El youtuber de 19 años ReSet entrega a un indigente galletas rellenas de pasta de dientes, a petición de uno de sus seguidores. La grabación, publicada este lunes, acumula más de 700.000 reproducciones.

Aunque el youtuber mantiene el vídeo publicado, hemos preferido no incluirlo en el artículo

Uno de los contenidos que ofrece ReSet en su canal de YouTube, que cuenta con más de un millón de suscriptores, consiste en superar las distintas pruebas que le llegan a través de las redes sociales. Para uno de sus recientes vídeos, se graba inhalando pimienta roja picante y hablando en chino por teléfono con un desconocido.

En un momento dado, decide combinar dos de las tareas de su lista de retos: regalar dinero a gente que lo necesite y buscar una persona por la calle para darle galletas rellenas de pasta de dientes. Se graba acercándose a un indigente extranjero sentado junto a la entrada de un supermercado. ReSet le entrega un billete de 20 euros y una bolsa que contiene los dulces con dentífrico.

“Se siente bien cuando ayudas a una persona. A lo mejor me habré pasado un poco en la parte de Oreo con pasta dental, pero, mirando el lado positivo, eso le ayudará a limpiarse los dientes, que supongo que no se lava los dientes desde hace un par de días o desde que se volvió pobre”, dice el youtuber a cámara al final del vídeo.

La publicación, que acumula 35.000 “me gusta” y 17.000 “no me gusta” en YouTube, ha generado un buen número de críticas en la sección de comentarios de esta grabación, en redes sociales y en hilos de páginas como Forocoches.

En un segundo vídeo compartido en su cuenta de Twitter un día después, ReSet responde a la polémica. En él muestra un segundo encuentro con el indigente, que no domina el idioma español, y le pregunta si notó algo raro al comerse las galletas. El youtuber no pronuncia ninguna palabra de perdón y se limita a entregarle otro billete y vuelve a bromear con que le ayudó a limpiarse los dientes.

El autor de esta broma responde a uno de los comentarios en Facebook que afean su conducta.

“Podríamos decir que no soy tan maduro. Tengo 19 años y mi mente no es la de una [persona] de 30 o 40 años. Intento hacer cosas nuevas en YouTube, ya que la gente me decía que me copio de ElRubius. (…) Supongo que no pienso en las consecuencias. En el futuro pensaré un poco más antes de hacer ciertas cosas o seguiré igual de tonto como ahora xd. En el colegio no sacaba buenas notas hasta repetí un año, por lo que no soy muy bueno pensando xd”.

No es la primera polémica que ReSet protagoniza en los últimos meses. Algunos usuario de redes sociales llevan meses denunciando maltrato animal en varios de sus vídeos.

Bajo el título Retos asquerosos con un gato, el youtuber recopila vídeos en los que se muestra zarandeando, mordiendo y asustando a sus gatos y, a petición de sus seguidores, lanzándoles sus propios excrementos. Casi todos ellos superan el millón de visitas.

En uno de sus vídeos de diciembre, el joven parodia la polémica broma de caranchoa. La semana pasada, contestaba algunas preguntas personales en la sección Cosas sobre mí, muy popular entre estrellas de YouTube.

Comenta que “aunque no lo parezca”, es chino y español. “Hablaba con mis padres en chino en casa, pero no sé escribir ni leer. Domino el español, luego el catalán, el inglés y el chino”, dice. También asegura que su nombre real es Kan-Hua Ren y vive con uno de sus hermanos. “Los otros dos van a venir a final de año”, explica. Tiene tres gatos y asegura que sufrió bullying cuando comenzó el instituto. “Me llamaban de todo: Pikachu, amarillo… y creo que por eso no me gusta hablar con la gente y me comunico bastante menos”.

Desde YouTube recuerdan a Verne que, para abrir una cuenta en la plataforma de vídeos, se necesita una cuenta de Google y tener más de 14 años. “Todos los vídeos que se suben a YouTube deben cumplir con los lineamientos de la comunidad, que, entre otras cosas, prohíben contenido que incita a la violencia o promueve el discurso del odio. Implementamos estas políticas con sumo cuidado, revisamos el contenido que es notificado por la comunidad caso a caso y quitamos el contenido que no cumple las políticas. Si encontramos que el vídeo no viola estos lineamientos, permanece en la plataforma”, comentan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *