Una joven de 18 años, hospitalizada tras una agresión homófoba cuando regresaba a su casa en Inglaterra

La Vanguardia.- Dos “amigas” la atacaron al grito de “lesbiana de mierda” cuando les reclamó una deuda de 10 libras

La mujer denunciada por insultar a dos lesbianas en el Metro se disculpa

Una joven de 18 años ha tenido que ser hospitalizada tras ser atacada al grito de “lesbiana de mierda” mientras volvía a casa tras visitar a una amiga. Es la segunda agresión de este tipo en el Reino Unido en los últimos meses después de que dos mujeres jóvenes fuesen golpeadas en el interior de un autobús en Londres.

Ellie-Mae Mulholland fue atacada en la tarde de este lunes por quienes pensaba que eran sus amigas. Una de ellas le debía 10 libras y cuando la joven reclamo esta deuda, las dos supuestas amigas se abalanzaron contra ella.

La golpearon repetidamente mientras la amenazaban a ella y a su pareja: “Tu y tu novia lo vais a tener diez veces peor la próxima vez”, gritaron mientras la llamaban “lesbiana de mierda”, según ha explicado la hermana de la agredida al medio local Hull Live.

Como consecuencia de la agresión, tiene la nariz rota, así como los dos ojos amoratados y varios hematomas contusiones en la cabeza, por lo que tuvo que ser trasladada al hospital.

“Siento que no puedo dejar que esto le pase a mi hermana porque es lesbiana. Me siento realmente impotente. No está bien, sin importar si ella es gay o no, hacerle esto a una persona de 18 años. Es absolutamente repugnante”, explicaba la hermana al periódico local.

Según recoge este medio, la policía está investigando la agresión, aunque desconocían que hubiese una motivación homófoba de fondo: “El informe inicial que recibimos fue en relación con un asalto común. Hablaremos con la víctima y todos los involucrados para establecer las circunstancias completas del incidente”.

“Si se determina que hubo una motivación homofóbica, lo trataremos de manera adecuada. Nos encargamos de todos los delitos de odio y no esperamos que la gente de nuestra comunidad tenga que sufrir la intolerancia de los demás”, concluye el detective jefe Ali Sweeting.

A finales de mayo, una joven uruguaya y su novia fueron brutalmente agredidas por negarse a darse un beso en el interior de un autobús en Londres. La policía metropolitana detuvo a varios de los implicados por esta agresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *