Un videojuego muestra la realidad de migrantes y refugiados que huyen de la guerra

Madridpress.- Los videojuegos forman parte del ocio, son un producto de entretenimiento como las películas, los libros o los discos de música, pero también son un medio para contar una historia, para que el jugador se ponga en la piel del protagonista y viva sus experiencias en primera persona. 

Bury me, my Love, el videojuego del estudio francés The Pixel Hunt y disponible para Nintendo Switch, es una obra que no busca transmitir diversión, sino contar un problema real, dentro de una obra de ficción que trata de ser lo más parecido a la realidad posible.

En este título, experimentamos el viaje de Nour, una migrante de Siria que huye de la situación desoladora de su país en busca de un nuevo hogar en Europa, y se comunica por una aplicación de mensajería instantánea con su marido, Majd, quien se queda en Siria con su familia, a la espera de un buen momento en el que poder huir todos juntos.

A través de mensajes en el teléfono móvil que aparece en la pantalla de Switch, se vive una conversación constante entre Nour y Majd. Con las respuestas que el jugador puede elegir dar, puede llegar a modificar el viaje de Nour hasta llegar a todo tipo de conclusiones y pasando por todo tipo de penurias.

Este teléfono móvil, como comenta Florent Maurin, creador del juego, “puede parecer un lujo a ojos de muchos, pero representa algo que se convierte en una necesidad que mantiene a los migrantes cerca de sus seres queridos, y además los identifica como personas normales, como alguien que podríamos ser cualquiera de nosotros”.

Detrás de Bury me, my Love hay un trabajo de documentación exhaustivo, de meses que Maurin dedicó a buscar toda la información posible en medios de interés generalista, en medios especializados en guerras y conflictos internacionales, en todo tipo de documentales, a través de ONG, y con testimonios de refugiados y sus conversaciones por mensajes de teléfono con sus seres queridos.

Más del 90 por ciento de los hechos que se viven en el videojuego están inspirados en testimonios de migrantes y refugiados, de ahí el mensaje con el que da comienzo la experiencia: “Esto es una historia de ficción basada en hechos reales”.

Bury me, my Love (Entiérrame, mi amor, una expresión árabe que quiere decir ‘Espero que tengas una larga vida’, o sencillamente ‘Cuídate y vive más que yo’), utiliza el videojuego como medio para transmitir más que entretenimiento o diversión, y ya está disponible para su descarga, por 4,99 euros a través de la Nintendo eShop de Nintendo Switch.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *