Un profesor gaditano lleva a las escuelas el material LGTBI que el sistema educativo olvidó

La Voz del Sur.- Christian Andrades, fundador de ‘abcdeEle’, ha creado un parchís donde, a modo de trivial, los alumnos aprenden idiomas mientras avanzan en la casilla de ‘gaysper’ o pierden turno si caen dentro del armario

El gaditano Christian Andrades (Puerto Real, 1990) hace una década dudaba si estudiar diseño gráfico o magisterio de inglés, decantándose finalmente por esta opción aunque, al parecer, sin descartar del todo la primera. “Siempre he estado metido en el tema del diseño y como vi que había que darle un punto diferente a la enseñanza del inglés y del español, me animé a ello”, cuenta a lavozdelsur.es sobre una iniciativa pedagógica que ya han hecho suya numerosos profesores.

En Facebook tiene más de 11.000 seguidores pero en Instagram, donde desempeña la mayor parte de su actividad, la cifra está próxima a alcanzar los 20.000. Su iniciativa, que se llamaabcdeEle, busca crear materiales educativos más “visuales” y “divertidos” para facilitar el trabajo a los profesores en las clases de idiomas, especialmente enfocado a la de enseñanza de español como lengua extranjera, trabajo que desempeña desde hace unos años cuando se formó y terminó de hacer el máster de español como lengua extranjera (ELE). Fue entones cuando descubrió, al trabajar en varias academias, que algo en el sistema educativo fallaba y que había que darle una vuelta. “Los materiales eran tan poco visuales que me mataban de aburrimiento; me he pasado horas buscando contenidos que pudieran entretener a todos esos adolescentes extranjeros que venían a clase en pleno verano en Cádiz y cuyo objetivo principal era ir a la playa”, sostiene. Ahí fue cuando decidió crearlos él.

“Doy un punto de vista diferente a lo que ya estaba, tanto en el inglés como luego en el español; al dar clases me di cuenta que había un hueco no rellenado todavía”, explica. Un vacío que ha ido llenando a base de crear contenidos de calidad cuya mayor parte es de carácter gratuito. “Para mis sorpresa, comenzaron a tener muchísimas visitas y muchos profes me pidieron que siguiera creando más juegos y fichas para sus clases”, dice a lavozdelsur.es sobre una iniciativa que comenzó en 2014 y que cinco años después es todo un éxito. “Fue bastante raro y bonito ver cómo había conseguido juntar tantas cosas en un solo proyecto y que, además, era útil”, añade.

Uno de esos contenidos que en las últimas semanas se ha hecho viral en redes sociales es elLGTBI, una herramienta educativa para llevar a las escuelas unas enseñanzas que habitualmente no se suelen ver en los contenidos pedagógicos pese a que se deba fomentar la diversidad y la igualdad en el sistema educativo. “Es bastante difícil acceder a la educación LGTBI en los centros educativos pero también depende de cuál sea, si es público, si es una academia, la cultura o incluso el entorno social donde estés, que siempre es muy diferente”, cuenta. De hecho él mismo reconoce que cuando empezó con AbcdeEle no se le hubiera ocurrido lanzar estos contenidos, por “miedo” o “falta de confianza”. “A pesar de los grandes avances que hemos tenido, sigue siendo un tabú en clase, motivado por prejuicios”, dice, habiéndose animado tras conocer también el trabajo de otras compañeras con materiales didácticos sobre el 8 de marzo.

“Me han llamado desde todos sitios agradeciendo el material”, explica reconociendo, al mismo tiempo, la existencia de algún que otro docente molesto por algo a lo que llaman “ideología”. “Son temas transversales que se deberían tocar en clase y no se suele hacer; me han llegado mensajitos que son para plantearse si de verdad todo el mundo puede educar”, recuerda. “Que si esto se considera ideología… ¿ideología? Pues ya me dirás tú qué es ideología”, replica entre risas, sin darle mayor importancia, ya que la acogida mayoritaria ha sido muy positiva.

El material que ha creado este gaditano consta de un total de cuatro infografías. Una de ellas está formada por catorce términos relacionados con el mundo LGTBI, otra con un recorrido histórico por trece acontecimientos relevantes a nivel internacional del colectivo, una tercera con preguntas típicas de cuñados “que les suelen hacer a las personas no heteronormativas” con sus correspondientes respuestas, y una última, con doce personas relevantes a lo largo de la lucha del colectivo. Todos ellos se unen en un tablero de juego tipo parchís donde hay que responder a las preguntas mediante las propias infografías, avanzar de casilla si cae en la de gaysper o perder turno si caen dentro del armario. Toda una declaración de intenciones hecha juego en la que aprender y divertirse es posible al mismo tiempo.

Christian, que ahora trabaja para ELEinternacional, una academia para la enseñanza de español para profesores online, reconoce que su iniciativa no da para vivir de ello pero que conlleva unos gastos que mantiene con una parte de sus contenidos, de carácter premium. En el caso concreto de los materiales LGTBI, el portorrealeño destina sus beneficios a la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), una asociación que, asegura, tiene muchos proyectos destinados a la educación y cuya iniciativa Red Educa es un ejemplo a seguir. “Nunca he tenido grandes problemas por el hecho de ser gay, pero sí que ha habido algunas situaciones incómodas que no habría tenido que vivir si todo estuviera normalizado”, explica, incidiendo en los casos de bullying y de homofobia oculta presente en los colegios, una labor que cree que colectivos como FELGTB o iniciativas como la suya pueden ayudar a evitar, especialmente en edades tempranas.

En esa línea destaca el trabajo de la Red Educa de esta asociación, que nació hace más de diez años con el objetivo de crear “espacios seguros y respetuosos con la diversidad en las escuelas, llegando cada año a más de diez mil personas, entre alumnos, familiares, profesores y el resto de la comunidad educativa”. Un motivo por el cual colabora, además de que donando los ingresos de este material, con un botón de donaciones en su propio portal, para recoger fondos de forma continua durante todo el resto del año. Una forma de enseñar y educar en diversidad que ya ha conquistado numerosas aulas de toda España y de parte del extranjero, como Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *