Un padre lanza a su hija recién nacida de un precipicio porque quería un hijo

Telecinco.- Un hombre, al que la policía de Magui, en Gaozhou, ha identificado como Li, lanzó a su bebé recién nacida por un precipicio de 30 metros, porque quería un niño y no una niña. El padre se llevó a la pequeña del hospital dentro de una bolsa de plástico a las seis horas de nacida y se deshizo de ella. La bebé fue rescatada con vida 12 horas después.

La demora en el rescate de la recién nacida ocurrió debido a lo intrincado del lugar donde la lanzó y la cantidad de vegetación en la zona. “El principal problema era que el precipicio era muy empinado y muy boscoso”, dijo Feng Youshi, subdirector de la policía de Magui.
Los equipos de rescate encontraron a la niña  entre las ramas de un árbol a unos 30 metros del suelo, tras caer unos 70 metros. A pesar de la pesadilla vivida, la pequeña fue ingresada en observación sin que se advirtieran traumatismo o golpes. Pocas horas después se la entregaron a la madre.
Li, padre de la criatura, le dijo a la policía que no quería otra hija porque ya tenía dos. La pareja también tiene un hijo, según el informe oficial del incidente.
Las familias chinas han favorecido tradicionalmente a los hijos sobre las hijasy ha habido innumerables informes de niñas abandonadas o incluso asesinadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *