Un millón de nuevos pobres en Italia por la pandemia

La Verdad.- La crisis económica provocada por el coronavirus, que puede provocar una caída del 8% en el PIB, es particularmente grave en las regiones del sur del país

Tras seis semanas de cerrojazo en todo el país por culpa de la pandemia del coronavirus, podrían ser ya un millón de personas las que en Italia hayan entrado en una situación de pobreza y tengan dificultades para comprar comida y otros productos de primera necesidad debido al parón económico provocado por la enfermedad. Es la estimación de un estudio realizado por Coldiretti, la principal agrupación de agricultores y ganaderos italianos, que apelan a la solidaridad de los ciudadanos con los más desfavorecidos.

Son cada vez más los supermercados donde hay cajas o cestos en los que se pueden dejar productos de primera necesidad después de comprarlos para que se los lleven quienes no pueden pagarlos. «El que pueda, que deje. El que no pueda, que coja», dice el cartel de estos puntos de solidaridad. «Pedimos a los consumidores habituales de nuestros mercados y puntos de venta que cedan parte de su compra para que pueda llegar a quien más lo necesita», reclama Sara Paraluppi, miembro de Coldiretti.

Se espera que las fábricas y empresas puedan volver a operar a partir del 4 de mayo, cuando presumiblemente se levantarán las restricciones, pero el primer ministro, Giuseppe Conte, aún no ha explicado los detalles del plan de desescalada preparado pro el Gobierno. Anunció que lo hará antes de que concluya esta semana.

Entre los nuevos pobres que deja la pandemia, según el estudio de Coldiretti, están los temporeros, los trabajadores que han perdido su empleo debido al cerrojazo, los artesanos que tienen sus negocios cerrados y todos aquellos que sobrevivían por medio de actividades desarrolladas en el mercado negro. Muchos de estos colectivos están encontrando dificultades para acceder a las ayudas públicas y no cuentan con suficientes ahorros para afrontar esta situación

El coronavirus se acerca a los 190.000 contagiados y supera los 25.500 muertos en Italia, a lo que hay que añadir el terrible balance económico que supone. Se calcula que puede provocar una caída de ocho puntos en el Producto Interior Bruto (PIB) de este año, aunque se trata de una estimación que podría agravarse si se retrasa la reanudación de las actividades productivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *