Un 10 % de los adolescentes de Florida usan internet para “autoacosarse”

Miami, 3 dic (EFE).- Uno de cada diez adolescentes de Florida han utilizado el mundo digital para infligirse daño ellos mismos con comentarios negativos y destructivos, una emergente forma violencia contra uno mismo que alerta y preocupa a los expertos, según un estudio divulgado este jueves por la Universidad Internacional de Florida (FIU).

Se trata de una nueva variante de “autoacoso cibernético”, a menudo de forma anónima, que se ha incrementado entre los adolescentes en los últimos años.

 Según los investigadores de la FIU, esta forma de autolesionarse suele realizarse mediante comentarios despectivos sobre uno mismo en las redes sociales, un comportamiento que puede tener su origen en haber sufrido acoso escolar en algún momento.

“Los adolescentes pueden ser más propensos a autolesionarse digitalmente después de ser acosados” o sufrir algún tipo de acoso cibernético, explicó Ryan Meldrum, profesor de Criminología y Justicia Penal de la FIU.

Este comportamiento patológico fue descrito por primera vez tras el suicidio de Hannah Smith, una niña británica de 14 años que había subido a la redes sociales comentarios negativos sobre ella misma semanas previas a su muerte, en 2013.

Meldrum precisó que sufrir algún tipo de acoso puede causar que los adolescentes “experimenten un mayor número de pensamientos negativos sobre ellos mismos y esto los conduzca a “ocasionarse autolesiones para rebajar el daño emocional”.

De igual manera, la “autolesión digital” puede seguir una pauta similar a la citada, pero ahora “las víctimas de acoso escolar recurren a internet para publicar cosas hirientes sobre sí mismas con la esperanza de que otros respondan de manera positiva y alivien los sentimientos negativos que surgen del acoso”.

“Ahora que los adolescentes tienen nueva tecnologías y se conectan a internet, pueden publicar cosas negativas sobre sí mismos para obtener comentarios de otras personas que les digan “No, no eres eso, eres hermosa, eres genial”, precisó Meldrum.

“Están buscando algún tipo de validación que pueda aliviar esas emociones negativas”, resaltó el experto.

El equipo de investigadores utilizó datos extraídos de dos preguntas sobre autolesiones digitales que se incluyeron en la Encuesta de abuso de sustancias juveniles de Florida (FYSAS) de 2019, que recopiló datos de 10.000 estudiantes de secundaria de Florida.

La encuesta encontró que el 10 % de los estudiantes de Florida informaron haber participado en autolesiones digitales en los últimos 12 meses, y el 6 % señaló haberlo hecho en los últimos 30 días.

“La frecuencia de las autolesiones digitales puede estar aumentando porque, como resultado de la covid-19, los adolescentes pasan mucho más tiempo en línea y tienen mucha menos interacción cara a cara”, apuntó Meldrum.

Este estudio es “importante para crear conciencia sobre la autolesión digital” y alertar de este comportamiento a psicólogos, pediatras, consejeros escolares y trabajadores sociales.

Sobre todo, sabiendo que la “autolesión digital puede ser un trampolín hacia formas graves de autolesión física”, alertó.

Hizo hincapié en que se puede “prevenir la autolesión física o intentos posteriores de suicidio, si podemos predecir esa secuencia de eventos”. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *