Tres de cada cuatro alumnos han sido testigos de insultos en sus centros

Hoy.es.- Tres de cada cuatro alumnos extremeños ha sido testigo de burlas, insultos o exclusión en las aulas de la región. El 20,4% lo ha visto a menudo y el 55% reconoce que alguna vez. Esos son algunos de los datos que se extraen del informe ‘Abrir puertas, romper silencios. Diversidad y convivencia en el espacio educativo extremeño’, un trabajo elaborado por nueve investigadores gracias a la colaboración entre la Junta y la Universidad de Extremadura para abordar la discriminación referida a la diversidad sexual en los colegios e institutos.

Se trata de un informe que marcará las bases del Plan de Diversidad en los centros educativos de Extremadura y que se presentó ayer en el pleno del Observatorio Extremeño contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género. Con él han analizado el acoso escolar homofóbico y otros tipos de discriminaciones que también se dan en los centros, como las relacionadas con el físico, la raza o la clase social.

El estudio se basa en cuestionarios que han respondido 816 estudiantes de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, 975 docentes que imparten clases en todos los niveles educativos y 3.579 familias. Además, incluye 30 historias que relatan el acoso al alumnado, a docentes y a familias.

Hay dos grandes bloques sobre los que pivotan los insultos, burlas o las exclusiones y sobre los que se ofrecen datos en este estudio. Por un lado están los relacionados con el aspecto físico tales como la gordura (29,8%), el ser más feo o fea (27%), la forma de vestir (28,9%) y la higiene (26,9%). Por otro, aquellas burlas por ser o parecer gay, lesbiana, transexual o bisexual. Un 25,1% indica que a menudo se insulta o se hacen burlas por «ser un chico que parece o se comporta como una chica» y un 23,7% por «ser o parecer gay, lesbiana, transexual o bisexual».

Además, el único grupo en donde hay personas que han expresado que constantemente sienten miedo a ir a su colegio o instituto son alumnos gais, lesbianas y bisexuales (LGB, un 2%). El 19,2% de este alumnado indica que a menudo es objeto de insultos o agresiones y uno de cada diez estudiantes LGB que ha sufrido acoso ha pensado en abandonar los estudios.

En relación con los docentes, el 10% ha declarado observar a menudo insultos, burlas o exclusión entre el alumnado. Asimismo, la gran mayoría del profesorado ha reconocido no haber sufrido ningún tipo de discriminación por parte del alumnado por el aspecto o la orientación sexual. Solo un 9,8% del personal docente ha indicado sufrir estas discriminaciones alguna vez y un 4,8% a menudo.

En cuanto a las familias, las percepciones de los padres son más positivas que las del alumnado, que dicen desconocer muchos aspectos de la vida de sus hijos en los centros educativos.

El estudio también concluye que «el alumnado tiene una percepción bastante positiva del clima de convivencia en sus centros educativos que evidencia que existe la diversidad sexual en las aulas de la región extremeña», según apuntan desde la Consejería de Igualdad.

Tras estas conclusiones, la Junta constituirá un grupo de trabajo entre las consejerías de Igualdad y de Educación para elaborar el Plan Integral sobre Educación y Diversidad LGTBI en Extremadura. Por el momento, no hay fecha prevista para su puesta en marcha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *