“Sophie ahora se llama Ben”: polémica en Berlín por incluir cuentos LGTBI en las guarderías

Fuente: El Español
Fecha: 15/03/2018

El Gobierno berlinés es objeto de la crítica conservadora. El motivo: un polémico documento dirigido a los cuidadores de las guarderías destinado a prevenir, entre otras cosas, la discriminación por motivos de identidad sexual.

No lejos de la Plaza Nollendorf, en lo que se entiende que es el barrio gay de Berlín, María dirige una guardería infantil. Una Kita, según las llaman aquí. Estos espacios infantiles son motivo de polémica política estos días en la capital alemana después de que la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Berlín y la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) pusieran el grito en el cielo al saber de la existencia de un flamante documento obra de los responsables de educación, juventud y familia en la capital alemana. Se titula Murat spielt Prinzessin, Alex hat zwei Mütter und Sophie heisst jetzt Ben o Murat juega a ser princesa, Alex tiene dos madres y Sophie se llama ahora Ben.

“Si hay niños que se visten como niñas, o al revés, lo hacen en el contexto del carnaval”, dice María a EL ESPAÑOL entre el alborozo de los críos de su Kita. “A nosotros no nos ocurre que tengamos que recurrir a ese documento. Pero en los días antes del carnaval, a los niños les gusta disfrazarse, tenemos telas y elementos con los que disfrazarse, y lo hacen y ya está. Al día siguiente vienen disfrazados de casa”, comenta. Para ella, “lo máximo que hemos tenido ha sido una niña que una vez se vistió de atracador”.

Esta experimentada cuidadora sabe que los “niños se hacen preguntas” en las horas que pasan en la Kita. Algunos de esos interrogantes también tienen que ver con la identidad sexual o con las familias de los niños que van a la guarderías, especialmente en un barrio como el de la Kita de María. Allí las familias homoparentales no son necesariamente una rara avis. Para cuando surgen esas cuestiones, María o su equipo pueden echar mano del libro Murat juega a las princesas, Alex tiene dos madres y Sophie se llama ahora Ben.

“En Berlín, el tema de la diversidad sexual es parte de la vida diaria y también juega de forma natural un papel en las Kitas. Por ejemplo, hay niños de parejas homosexuales o niños que no se comportan de acuerdo con el rol de su género”, explican a EL ESPAÑOL desde el Departamento para Educación, Juventud y Familia del Gobierno de Berlín. “Los educadores deben estar preparados para saber cómo comportarse frente a un determinado comportamiento de los niños y cómo evitar la discriminación”, añaden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *