RECUERDO DE LAS VÍCTIMAS DEL HOLOCAUSTO A TRAVÉS DEL CINE

El 1º de noviembre de 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 60/7 en la que designó la fecha del 27 de enero Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto.

Tras la aprobación de la resolución, el Secretario General de las Naciones Unidas describió este día especial como “un importante recordatorio de las enseñanzas universales del Holocausto, atrocidad sin igual que no podemos simplemente relegar al pasado y olvidar”.

Por ello esta semana en EducaTolerancia te recomendamos una serie películas con esta temática, porque el cine es una poderosa herramienta para pontenciar la empatía y conseguir que no olvidemos y que nunca más se repita.

Empezamos con Paper Clips de Elliot Berlin y  Joe Fab. Whitwell es una pequeña comunidad rural de menos de 2.000 habitantes situada en las montañas de Tennessee. Sus ciudadanos son principalmente blancos y cristianos. En 1998 los niños de su escuela, inspirados por el director, tomaron la determinación, para honrar a todos los muertos en el Holocausto nazi, de recoger un clip por cada uno de ellos. Consiguen 11 millones de clips.

 

Seguimos con Al nacer el día de Goran Paskaljevic. Misha es un profesor de música jubilado que descubre sus verdaderos orígenes en circunstancias insólitas. En el solar de un antiguo campo de concentración nazi para personas gitanas y judías durante la Segunda Guerra Mundial aparece una caja de metal llena de documentos. La enterró allí uno de los prisioneros, Isaac Weiss, en 1941. El profesor averigua que sus verdaderos padres, el matrimonio Weiss, lo entregaron a sus amigos, los Brankov, justo antes de su ingreso en el campo. Dentro de la caja se encuentra una partitura inacabada que lleva por título ‘Al nacer el día’ y que compuso el prisionero Isaac Weiss. La búsqueda de la verdad sobre sus propios orígenes conduce a Misha al descubrimiento de una realidad poco conocida: la del ‘Judenlager’ de Semlin, uno de los peores campos de exterminio de personas  gitanas y judías del régimen nazi ubicado en lo que hoy es el corazón de Belgrado.

 

No puede faltar  en esta pequeña selección El niño con el pijama de rayas de Mark Herman. Filme basado en la novela de John Boyne. Bruno, de ocho años, es hijo de un oficial nazi. Al ascender su padre, la familia se ve obligada a trasladarse a una zona aislada donde Bruno conoce a Shmuel, un chico de su edad que vive una existencia extraña y paralela al otro lado de una alambrada.

El cine nos ha enseñado muchas veces lo que pasaba en los campos de las alambradas hacia adentro, pero casi nunca lo que sucedía fuera. ¿Qué sentían las familias de los jefes nazis de los campos de exterminio? ¿Cómo soportaban vivir sabiendo lo que pasaba en ellos? ¿Puede un niño de ocho años entender qué es la Granja y que los granjeros vayan siempre vestidos con un pijama? Herman no pierde nunca el punto de vista de Bruno, el niño solitario que busca a alguien con quién jugar en ese mundo donde nada es lo que parece. Todo lo vivimos a través de él. Solamente al final la película deja a Bruno sumido en la oscuridad, y a los demás perdidos para siempre.

Continuamos con La ola  de Dennis Gansel. En Alemania, durante la semana de proyectos, al profesor de instituto Rainer Wenger (Jürgen Vogel) se le ocurre la idea de un experimento que explique a sus alumnos cómo es el funcionamiento de los gobiernos totalitarios. Comienza así un experimento que, en apenas unos días, lo que comienza con una serie de ideas inocuas como la disciplina y el sentimiento de comunidad se va convirtiendo en un movimiento real: la ola, de consecuencias que comenzarán a descontrolarse.

Otra relaccionada con la Educación es La profesora de Historia de Marie-Castille Mention Schaar. Este film que está protagonizado por Ariane Ascaride, Ahmed Dramé, Noémie Merlant, cuenta la historia de Anne Gueguen, una profesora de Historia de instituto que además se preocupa por los problemas de sus alumnos. Este año, como siempre, Anne tiene un grupo difícil. Frustrada por su materialismo y falta de ambición, Anne desafía a sus alumnos a participar en un concurso nacional sobre lo que significa ser adolescente en un campo de concentración nazi. Anne usa toda su energía y creatividad para captar la atención de sus alumnos y motivarlos. A medida que el plazo se acerca, los jóvenes comienzan a creer en sí mismos y se comprometen más y más en un proyecto que cambiará sus vidas.

La vida es bella de Roberto Benigni, otro título imprescindible. Unos años antes de que comience la Segunda Guerra Mundial, un joven llamado Guido llega a un pequeño pueblo de la Toscana italiana con la intención de abrir una librería. Allí conocerá a Dora, la prometida del fascista Ferruccio, con la que conseguirá casarse y tener un hijo. Con la llegada de la guerra los tres serán internados en una campo de concentración donde Guido hará lo imposible para hacer creer a su hijo que la terrible situación que están padeciendo es tan sólo un juego.

Tampoco no os olvidamos del gran clásico El gran dictador de Charles Chaplin. Un barbero resulta ser el doble exacto del dictador de Tomania, Adenoid Hynkel. Hynkel fomenta el antisemitismo entre la población, para distraer su atención de las graves dificultades económicas del país, al mismo tiempo que prepara planes militares expansionistas. En una escaramuza Hynkel es confundido con el barbero, que toma la identidad del dictador. Realizada en pleno apogeo del Tercer Reich, es una valiente sátira en la que Chaplin, en la primera de sus películas habladas, ridiculiza los totalitarismos políticos.

Indiscutible también es incluir en este listado La lista de Schindler de Steven Spielberg. Durante Segunda Guerra Mundial Oskar Schindler, un hombre de enorme astucia y talento para las relaciones públicas, organiza un ambicioso plan para ganarse la simpatía de los nazis. Después de la invasión de Polonia por los alemanes (1939), consigue, gracias a sus relaciones con los nazis, la propiedad de una fábrica de Cracovia. Allí emplea a cientos de operarios judíos, cuya explotación le hace prosperar rápidamente. Su gerente , también judío, es el verdadero director en la sombra, pues Schindler carece completamente de conocimientos para dirigir una empresa.

Sin olvidarnos por supuesto de la historia de Wladyslaw Szpilman en El pianista de Roman Polanski. Un brillante pianista polaco de origen judío, vive con su familia en el ghetto de Varsovia. Cuando, en 1939, los alemanes invaden Polonia, consigue evitar la deportación gracias a la ayuda de algunos amigos. Pero tendrá que vivir escondido y completamente aislado durante mucho tiempo, y para sobrevivir tendrá que afrontar constantes peligros.

The reader de Stephen Daldry es otro título que incluimos en este entrada de nuestro blog y en este caso nos vamos al lado de los perpetradores. Basada en la novela de Bernhard Schlink, la película cuenta la historia de Michael Berg, un joven de 15 años que cae enfermo en su camino a casa desde el colegio, siendo rescatado por Hanna, una mujer que le dobla la edad. Ambos comienzan un inesperado y apasionado idilio hasta que Hanna desaparece inesperadamente. Ocho años después, Michael, convertido en un joven estudiante de derecho vuelve a encontrarse con su antigua amante mientras está como observador en un tribunal donde se está juzgando a colaboradores de la Alemania Nazi. Hanna está acusada de un horrible crimen y rechaza defenderse a si misma. Michael, gradualmente, se va dando cuenta de que el amor de su juventud guarda un terrible secreto.

Y  terminamos  con Lore,  una cinta que explora la realidad de la infancia nazi, de Cate Shortland.  Alemania, 1945. La guerra ha terminado. Un grupo de niños se proponen atravesar el devastado país para reunirse con su abuela a 900 km al norte. Lore, la mayor de ellos, queda a cargo de sus cuatro hermanos cuando sus padres, miembros de las SS, son capturados por las tropas aliadas. Todos juntos emprenderán un viaje que les mostrará la realidad y las consecuencias de las acciones de sus padres. Pero cuando conoce al enigmático y carismático Thomas, un joven refugiado judío, Lore ve como su mundo se llena de sentimientos contradictorios. Por un lado queda paralizada por el miedo que siente hacia este joven pero, por otro, debe confiar para sobrevivir, en la persona que, tal y como le han enseñado, es el enemigo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *