Profesores españoles aprenden en Israel cómo transmitir el Holocausto

Diario.- Mirar de frente al terror del Holocausto no es fácil, ni para mayores ni para pequeños. Pero un grupo de profesores españoles se formó esta semana en Israel sobre cómo transmitir los valores y aprendizajes que dejaron el horror y la tragedia causados por el nazismo.

“Nos llevará meses digerir esto”, confiesa a Efe Xavi Casas, en el octavo día de su estancia en Israel, que describe como una experiencia única y necesaria, por el “evidente desconocimiento de los alumnos españoles sobre el Holocausto y la banalización absoluta del tema en la sociedad en general”.

Casas es uno de los veinticuatro profesores de secundaria que componen la delegación que llegó al país a través de un programa conjunto del Centro Sefarad-Israel y el Museo del Holocausto (Yad Vashem) de Jerusalén.

Son educadores de distintas partes de España, de distintas edades y con distintas experiencias y especialidades, pero con un elemento en común: su interés y vocación por la enseñanza del Holocausto, el asesinato de seis millones de judíos a manos de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

“En el mundo en el que vivimos parece que una cosa así no pudiera suceder nunca pero, si analizas con cuidado cuáles fueron los orígenes del conflicto, puedes ver que en la situación actual hay muchas situaciones similares a las que encontrábamos antes del estallido del conflicto”, explica a Efe Pablo Ferri, participante del programa.

“Por eso, si no somos conscientes de qué pasó, y más que de qué pasó; de por qué pasó, cómo fue posible que pasara, sería muy fácil llegar a reproducirlo”, agrega este profesor de Filosofía de la Comunidad Valenciana, donde organiza las jornadas anuales sobre el Holocausto desde hace seis años.

Las clases que recibieron los profesores en Yad Vashem no sólo se centraron en los aspectos históricos sino en recursos y herramientas pedagógicas para enseñar sobre el Holocausto a niños y jóvenes de distintas edades.

El curso se dividió en el antes, el durante y el después de la tragedia y giró en torno a la importancia de la memoria y a los valores que la oscuridad de ese período histórico permite transmitir y trabajar en el aula.

Clara Isabel García-Suelto Huerta, otra de las profesoras participantes y directora de una biblioteca en Leganés especialmente dedicada al Holocausto, destaca la importancia de los recursos didácticos que pudieron incorporar y enfatiza lo necesario que resulta también entender al Israel actual desde la perspectiva histórica y cómo viven hoy los judíos en el país.

Por otra parte, remarcó la posibilidad de un intercambio futuro entre los educadores y cree que les permitirá avanzar no sólo en el apoyo mutuo sino impulsar proyectos colaborativos de enseñanza del Holocausto.

Uno de los elementos más mencionados por los profesores fue la necesidad de trabajar sobre el antisemitismo presente en la sociedad española, algo que ligaron a la ignorancia y al desconocimiento, que esperan poder combatir y trabajar en el aula utilizando, entre otras cosas, las herramientas adquiridas durante su estancia en Israel.

Los recursos pedagógicos vinculados al uso de la tecnología para transmitir la historia están adaptados a niños de distintas edades y a distintas plataformas como aplicaciones, sitios web y recursos audiovisuales que, opinan, facilitarán su absorción por parte de los jóvenes.

Además de las clases en el Museo del Holocausto, los educadores también compartieron charlas con supervivientes y con historiadores y especialistas, que combinaron con actividades prácticas y recorridos por distintos lugares del país, incluyendo Jerusalén y el Mar Muerto.

Miguel de Lucas, director general del Centro Sefarad-Israel, explicó a Efe que la trascendencia de estos cursos de formación, en su duodécima edición, radica no sólo en lo que aportará al trabajo de la memoria del Holocausto en las aulas de muchos colegios españoles sino “en el mensaje de la tolerancia, del diálogo, de la interculturalidad y de la aceptación del otro”.

Ferri, uno de los más impactados por la experiencia, considera que lo fundamental es estudiar el Holocausto no como una tragedia nacional sino como una humana.

“Si se estudia eso”, añade Ferri, “es fácil entender que tener un enemigo judío facilitó la construcción de una identidad alemana, como ahora sucede con otras identidades”, que siempre se construyen por oposición a otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *