Más de 105.000 firmas apoyan el cambio de nombre del menor transexual de Calatayud

La familia de Gabriel ha pedido una reunión con la juez del Registro Civil que denegó su cambio de nombre.
Insisten en que reformar la ley, paralizada actualmente, facilitaría el proceso que afecta al joven de 15 años.

Heraldo.es Gabriel Delgado Suárez, el menor transexual de Calatayud al que se le denegó el cambio de nombre en el Registro Civil de la ciudad, ha recogido hasta última hora de ayer el apoyo de más de 105.000 firmas en la plataforma Change.org. Su madre, Pilar Suárez, se mostraba abrumada ya que la cifra es “una barbaridad“, pero sobre todo incidía en el apoyo que hay en la localidad bilbilitana:_”Todo el mundo, independientemente de edad o ideología, nos respalda”.

Suárez explicó ayer que ya había mandado un correo electrónico a las dependencias bilbilitanas en el que solicita conocer el procedimiento para entregar todas las rúbricas que han sumado hasta ahora. Asimismo, en el mismo escrito, según apuntaba, también ha solicitado mantener “una reunión con la juez, para que pueda conocer el caso de primera mano y pueda escuchar a mi hijo, porque hasta ahora no lo han hecho”, remarcaba.

“Queremos que la juez sea consciente de que hay casos en los que sí ha sido concedido el cambio de nombre y que no hacerlo en el caso de Gabriel sería una discriminación“, insistió la madre del menor. En este sentido, aludió a que la negativa está suponiendo un “daño evitable” al joven, que ahora tiene 15 años. Reconocía que nadie de la Administración se ha puesto en contacto con ellos.

Hasta el momento, su historia, difundida por su madre una vez conocida la negativa del Registro Civil bilbilitano, ha sido recogida también por medios de comunicación nacionales y regionales, y su petición ha sido compartida por decenas de usuarios por redes sociales como Facebook.

 

También se presentó con esa documentación, un certificado del centro escolar en el que cursa sus estudios y en el que la dirección explicaba que el adolescente “tiene un comportamiento masculino, asumido por la comunidad escolar”, lo que supone que compañeros, profesores y en las listas de clase aparezca como Gabriel. A su vez, Pilar Suárez también señaló que a nivel autonómico no han contado con ningún problema, y ponía como ejemplo que en su tarjeta sanitaria también figura este nombre.

En el auto se denegaba la petición porque “el nombre solicitado remite, única e inequívocamente, al sexo masculino“, lo que daría pie a que hubiera “confusión“. Este argumento, según Suárez, es “una contradicción”, visto el sentir del propio menor y la aceptación que el nombre de Gabriel tiene en su entorno.

Hasta el momento, en el caso de los menores no existe un criterio unificado sobre el cambio de la mención en el Registro Civil. Esto genera que haya una disparidad de sentencias, también en Aragón. Según detalló Pilar Suárez, presentaron varias sentencias que sí han permitido el cambio de nombre, y recordaba una de ellas que “tras mucho trabajo se revisó y al final fue autorizada“. La familia de Gabriel ha contado con el asesoramiento de la Asociación de Familias de Menores Transexuales Chrysallis. Su presidenta, Natalia Aventín, reconocía hace unos días que “la cuestión del cambio de nombre en el Registro es un batiburrillo legal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *