Lucha desde el aula contra todo tipo de odio y violencia

Diario de Ávila.- El Centro de Educación Especial Príncipe Don Juan de Ávila, finalista en un certamen nacional de sensibilización contra cualquier discurso de radicalización que atente contra la dignidad y la igualdad de las personas.

El Centro de Educación Especial Príncipe Don Juan de Ávila, que imparte Educación Básica Obligatoria para alumnos con Necesidades Educativas Especiales, ha quedado finalista en el concurso #SomosMás, de ámbito nacional y organizado en nuestra comunidad autónoma por el sector de Enseñanza de UGT de Castilla y León, por un trabajo titulado La unión hace la fuerza.

Este concurso fue puesto en marcha en enero del pasado año por el sector de Enseñanza de UGT Castilla y León, como un proyecto de sensibilización contra el discurso del odio a través de las redes sociales y de cualquier otra vía denominado #SomosMás, con el objetivo de trabajar «la sensibilización de 3.500 jóvenes de 30 centros educativos públicos de todas las provincias». A nivel nacional, son finalistas junto a un instituto de Alicante y otro de Mallorca.

La directora de este centro, Mercedes Jiménez, manifestó la «satisfacción» que para todo el equipo del centro suponía haber conseguido ser finalistas de este premio (a nivel nacional comparten ese honor en la categoría ‘senior’ con otros dos institutos, uno de Alicante y otro de Mallorca), un proyecto de lucha «contra cualquier tipo de violencia que une la educación en el aula y el uso de internet con el fin de amplificar el respeto, la tolerancia y la diversidad, en el que ya hemos participado los tres años que se ha celebrado, aunque solamente hemos concursado en el último, con este buen resultado».

A esta tercera edición del premio (un proyecto puesto en marcha por You Tube en 2017, en colaboración con el Gobierno de España, Aula Intercultural de Fesp UGT, Jóvenes y Desarrollo y la Red Aware para luchar contra el discurso del odio en todas las formas y la radicalización en las redes sociales.), añadió la directora del CCE Príncipe Don Juan, «hemos presentado cuatro trabajos en forma de vídeo, y uno de ellos, el titulado La unión hace la fuerza, es el que ha quedado finalista».

Este vídeo ha sido realizado por cuatro alumnos de 18 años de edad de la clase de 1º de Transición a la Vida Adulta –Joel Navas Rojas, Lucía Alonso Rodríguez, Luis Alonso Gil y Nicolás Miranda Niño, cuya tutora es Raquel Blázquez Joya–, y en él cuentan, en un minuto y medio, cómo a través del whatsapp se reciben mensajes que van contra la dignidad y la igualdad, buscando «hacer visible un problema» que afecta «especialmente a personas como ellos, que están en una situación de especial vulnerabilidad».

Aunque el fallo del certamen no se conocerá hasta el próximo jueves, Mercedes Jiménez considera que «haber sido seleccionados como finalistas por uno de nuestros cuatro vídeos es ya un motivo de satisfacción, como un premio, especialmente por los alumnos ya que para ellos supone una inyección de moral y de autoestima; hacemos muchas actividades con nuestros alumnos, participamos en todas las actividades que nos ofertan que tienen como objetivo hacer visible la igualdad y la inclusividad, y de verdad que reconocimientos como éste son muy importantes para nosotros”.

“Es triste que el odio y la discriminación sean siendo el tema del día en muchas ocasiones. En las redes sociales se hace cada vez más visible, invadiendo el espacio y la integridad de la persona, y si no, vean estos mensajes”Y aparecen mensajes de whatsapp que nos llevan a pensar que a veces no decimos las cosas de la mejor manera: “Cállate que no tienes ni puta idea de fútbol. No nombres al Real Madrid. Bocazas” o “Hola sí. Me cuenta mi hija que tu hijo es discapacitado. Que no sabe hablar y tampoco hace nada en la escuela. Y que tiene algo en las piernas. ¿Por qué no le mandas a otro lado?”.

“Pero a veces, aunque se escuchen comentarios duros y perjudiciales, existen personas especiales y mágicas que nos transmiten mensajes positivos y que ayudan a olvidar los malos y a sacarlos de nuestra cabeza”.

Y a continuación los chavales, con musica de Rosana de Fondo (la canción Y si me levanto y miro al cielo,en la que se reivindica que “me toca ser feliz”), muestran carteles hechos por ellos mismos en los que se leen mensajes como “Cree en ti y en lo que vales”, “No hagas caso a personas que ni siquiera te conocen”, “Lucha por ser feliz y quédate con quien te haga mejor persona”, “Sí es necesario busca ayuda. ¡Sabes que no estás solo!”, para al final reivindicar, con la voz poderosa, que “juntos somos más fuertes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *