Las familias numerosas denuncian discriminación en las ayudas por el Covid-19

ABC.- Piden que se añada en 157 euros por hijo a partir del tercero y siguientes en prestaciones por desempleo

La Federación Española de Familias Numerosas ha pedido al Gobierno que no discrimine a los hogares con más hijos en los requisitos fijados durante el estado de alarma para medidas como los ERTE o el Ingreso Mínimo Vital.

Con motivo del Día de las Familias, el 15 de mayo, esta organización critica que las prestaciones de empleo «se estanquen en los dos hijos, lo que deja desprotegidos a cientos de hogares con 3 o más descendientes» y piden que se añada en 157 euros por hijo a partir del tercero y siguientes. «El borrador de la futura renta social fija también una cantidad máxima por 3 hijos, lo que supone no atender las necesidades de las familias con más menores a cargo», señala la de federación, que reclama un incremento en 139 euros al mes por cada hijo desde el cuarto.

Para la federación, las familias numerosas «están siendo las grandes olvidadas en la crisis, cuando son las que más aportan a la sociedad en forma de capital humano y son un motor de desarrollo, muy importantes en un momento de dificultad económica y social como el que se está viviendo».

Desde Cáritas, en la conmemoración de este día, se hace una llamada de atención sobre el impacto del coronavirus en las condiciones de desprotección de las familias más vulnerables, que están agravándose a causa del confinamiento y la ausencia de ingresos.

«Si antes de la actual pandemia el proceso de integración de muchas familias y hogares españoles en situación de pobreza y exclusión social se mostraba todavía débil en su recuperación e inestable en su duración, ahora el retroceso está siendo importante», alerta de la ONG católica, testigo directo de cómo la economía de muchas familias está al límite y cómo son muchos los hogares que han visto como uno o los dos progenitores se han quedado sin empleo, con las consecuencias materiales y psicológicas que ello conlleva.

 Plena Inclusión, que representa a más de 935 entidades de discapacidad intelectual, TEA y parálisis cerebral de todo el Estado, ha lanzado la campaña #ElPoderDeLasFamilias, en la que familiares de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo manifiestan sus fortalezas durante la crisis de la COVID-19.

En ella, pueden verse familias monoparentales como la de Carolina Nicolás, que vive en Murcia junto a su hija Awa de 5 años, una niña con discapacidad física e intelectual que recibe el apoyo de la entidad Astrapace. «Está bien conocer a personas a las que les ha pasado lo mismo que a ti. Esa empatía, ese calor humano de alguien que ha pasado por lo mismo es muy importante·, afirma Carolina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *