La UE incluye la homofobia como crimen de odio

El 12 de septiembre, el Parlamento Europeo adoptó la primera directiva que reconoce la homofobia y transfobia como crímenes de odio, así como una protección específica para las personas que sufren violencia y discriminación con motivo de su orientación sexual, identidad y expresión de género.
 
Según contempla la nueva Directiva de Normas Mínimas sobre los Derechos, el Apoyo y la Protección de las Víctimas de Delitos, todas las personas trans, gender variant o “que no presentan su género de una forma estereotipada” y que hayan sufrido violencia tendrán una cobertura legal y podrán hacer valer su derecho a la protección durante la investigación criminal, a la intimidad, a la información, la interpretación y la traducción, así como a servicios de apoyo legal frente a delitos de homofobia y transfobia, independientemente de la nacionalidad, del país donde estén y del tipo de delito que se cometa contra ellas.
El Parlamento Europeo ha tildado este texto como “la primera pieza de legislación internacional referida a la expresión de género”. Un documento que se traduce en una defensa de los derechos de las personas lesbianas, gays, trans, bisexuales e intersexuales (LGTBI), y en dar soporte y asistencia en procesos legales.
Tres años de límite
Los Estados miembros de la UE tienen tres años para implementar la directiva en sus respectivas legislaciones y adoptar los procedimientos comunes de atención a víctimas de delitos. La vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Justicia y Derechos Fundamentales y Ciudadanía, Viviane Reding, se ha comprometido a que la directiva no se quede en papel mojado.
La asociación ILGA-Europe monitoreará el proceso.“Europa ha dado un paso significativo contra los crímenes de odio motivados por la homofobia y transfobia”, ha expresado en un comunicado Martin K.I. Christensen, representante de ILGA-Europe. “Lo siguiente es que la definición europea de ‘crímenes de odio’ incluya la orientación sexual, identidad y expresión de género”. En la actualidad, la legislación europea menciona los crímenes de odio por motivos de edad, etnia, discapacidad y religión, pero no incluye la sexualidad y el género.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *