La selección de género será opcional en el certificado de nacimiento de Tasmania

El Confidencial. Además, los mayores de 16 años podrán pedir el cambio de género en el registro sin necesidad de que sea aprobado por los padres

El parlamento de la región de Tasmania, situada al sureste de Australia, ha decidido que escribir el género de los bebés en los certificados de nacimiento sea opcional. Además, las personas transgénero ya no deberán someterse a una operación para que les sea reconocido su género, ya que se elimina el requisito. Y no sólo eso: los mayores de 16 años podrán pedir el cambio de género en el registro sin necesidad de que sea aprobado por los padres.

La Cámara Baja de Tasmania aprobó el Proyecto de Ley de Enmiendas de Matrimonio gracias a la liberal Sue Hickey, que votó del lado de los partidos de la oposición para permitir el debate. El gobierno de la región se había opuesto a las enmiendas desde 2018, argumentando que era un proyecto ‘secuestrado’ por el Partido Laborista y los Verdes y que podría tener consecuencias no deseadas.

El parlamento de la región de Tasmania, situada al sureste de Australia, ha decidido que escribir el género de los bebés en los certificados de nacimiento sea opcional. Además, las personas transgénero ya no deberán someterse a una operación para que les sea reconocido su género, ya que se elimina el requisito. Y no sólo eso: los mayores de 16 años podrán pedir el cambio de género en el registro sin necesidad de que sea aprobado por los padres.

La Cámara Baja de Tasmania aprobó el Proyecto de Ley de Enmiendas de Matrimonio gracias a la liberal Sue Hickey, que votó del lado de los partidos de la oposición para permitir el debate. El gobierno de la región se había opuesto a las enmiendas desde 2018, argumentando que era un proyecto ‘secuestrado’ por el Partido Laborista y los Verdes y que podría tener consecuencias no deseadas.

Cara y cruz

Para Delaney, esta modificación en la ley salvará vidas: “Es una ocasión histórica. Creo de todo corazón que este proyecto de ley elimina la discriminación de la comunidad transgénero y la única consecuencia no intencionada sería que el hecho de no aprobar esta legislación provocaría más daños psicológicos a la comunidad transgénero y sus familias. Esto no es una victoria para ningún partido político en particular, sino para la comunidad transgénero”.

Del lado del gobierno estaban diversas asociaciones que no querían que esta modificación legislativa saliera adelante. Ben Smith, miembro de la Coalición de Tasmania para los Niños, que está apoyada por la Iglesia Católica, tiene claro que intentarán revocarla: “No tenemos dudas de que cuando la comunidad se dé cuenta del impacto negativo de estos cambios, el número de personas que querrán rechazar esta modificación legislativa será abrumador“.

De hecho, el primer ministro de Tasmania, Will Hodgman, no lo descarta: “Debido a la negativa del Partido Laborista y Los Verdes a considerar las consecuencias legales de sus enmiendas, es muy probable que el Parlamento tenga que solucionar los problemas con la legislación y derogar las enmiendas Laboristas-Verdes en una fecha posterior”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *