La policía mata a un adolescente de un tiro en una fiesta de instituto en Texas

Fuente: El País
Fecha: 02/05/2017

La policía de Dallas (Texas, EE UU) ha admitido este martes que uno de sus agentes mató de un tiro en la cabeza a un estudiante de 15 años que salía de una fiesta en una casa de compañeros de instituto y que no había causado ningún problema. El jefe de la policía de Balch Springs, Jonathan Haber, ha reconocido, que las primeras informaciones facilitadas sobre esta muerte no fueron verdad, ya que no hubo ningún comportamiento agresivo por parte de la víctima ni de sus amigos. El agente disparó tres tiros con un rifle contra el coche del fallecido, Jordan Edwards, un estudiante afroamericano ejemplar y jugador de fútbol americano del equipo del instituto de Mesquite, en el condado de Dallas.

La primera versión de los hechos indicaba que los agentes escucharon tiros por la zona y que un coche se abalanzó contra ellos a gran velocidad “y de manera agresiva”. Un policía hizo tres disparos de rifle contra el coche: uno mató al copiloto. “Las primeras versiones eran erróneas, siento haberlas facilitado”, reconoció Haber.

La revisión de las grabaciones en vídeo del propio coche policial ha desmentido esta versión: no hubo disparos desde el vehículo, ni conducción agresiva, ni intento de embestir a la policía… “El coche se estaba alejando de la zona. No sé ni por qué dispararon. No creo que el tiroteo esté de acuerdo con nuestros valores policiales”, dijo Haber, quien ni ha difundido el vídeo ni ha dado el nombre del agente que apretó el gatillo.

Merrit, hermano del fallecido, aseguró que ellos dos y otros tres adolescentes se marcharon de la fiesta en cuanto supieron que venía la policía a ver qué pasaba. Ya en el coche, vieron linternas y escucharon disparos, “y a alguien gritando blasfemias”. Cuando apenas se habían alejado una manzana vieron que Jordan estaba herido en la cabeza. Ninguno había bebido. El fallecido, miembro del equipo fútbol americano del instituto, se encontraba en plenos entrenamientos, según sus padres. Falleció antes de llegar al hospital

Jordan es la persona más joven de las más de 330 personas que este año han muerto por disparos de la policía, según de datos de The Washington Post. Cerca del 25% de los fallecidos en estas circunstancias eran negros, el 7% iban desarmados y al menos 10 de los fallecidos eran menores de edad. Jordan cumplía con todos estos datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *