La pobreza y la desigualdad en España, a examen

El País.- El relator de la ONU inicia una visita para emitir recomendaciones al Gobierno

Visitará Los Pajaritos (Sevilla), el barrio más pobre de España, se reunirá con personas sin hogar en Bilbao y también con quienes no pueden pagar la calefacción en Barcelona. A partir del lunes y durante casi dos semanas, el relator especial de la ONU sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, el australiano Philip Alston, evaluará la pobreza y la desigualdad en España. Este experto independiente visitará Madrid, Galicia, País Vasco, Extremadura, Andalucía y Cataluña, y hablará con personas en situación de vulnerabilidad, con activistas, con académicos y Administraciones. Tendrá reuniones en ministerios y en la Cañada Real.

El objetivo es determinar cuál es la situación actual, evaluar la factura de la crisis y emitir recomendaciones al Gobierno. Los resultados preliminares de su investigación se conocerán el 7 de febrero. El informe final será presentado ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra el próximo junio.

¿Por qué España? “Lo que distingue al caso español es que el Gobierno ha tenido éxito restaurando el crecimiento económico después de la recesión, pero las prestaciones no han sido dirigidas específicamente a aquellos que han sufrido más la crisis”, explicaba Alston a este periódico apenas unos días antes del viaje. “España se enfrenta a importantes retos sociales, en términos de desempleo, de la crisis de vivienda, de pobreza infantil…”, decía por teléfono. “Es la quinta economía más grande de Europa y, sin embargo, tiene unos niveles de pobreza sorprendentemente altos. Esto plantea verdaderas preguntas sobre quién se ha beneficiado del reciente crecimiento y quién se ha quedado atrás”, expresó en un comunicado emitido hace unos días. “Más de una década después de la crisis financiera, y tras una impresionante recuperación económica, muchos de los indicadores de la pobreza y desigualdad de España están muy por encima de los niveles anteriores a la crisis”, añadió.

El 26,1% de la población está en riesgo de pobreza o exclusión, es decir, que viven en un hogar que percibe menos del 60% de la mediana de ingresos por unidad de consumo (8.871 para una persona sola; 18.629 para una familia con dos adultos y dos niños). La cifra era del 23,8% en 2008. Aproximadamente la mitad de la población tuvo dificultades para llegar a fin de mes. Y la pobreza es “persistentemente alta en el caso de la infancia, las personas migrantes y el pueblo gitano”, según el comunicado. “La tasa de desempleo en España dobla la media de la UE y también hay un preocupante aumento de la pobreza en la población activa. El país gasta mucho menos que la media de la UE en numerosos tipos de apoyo social”, se añadía.

Así que este experto independiente, que realiza dos visitas anuales, eligió España. “Será el tercer gran país occidental que visite, ya he estado en Estados Unidos y Irlanda”, explicó a este diario. También ha viajado a Chile, Rumanía, Ghana, Arabia Saudí… En agosto volvió de Malasia. Y en septiembre comenzó a trabajar en el próximo viaje, que será el último de su mandato, que finaliza este año. Como relator especial forma parte de lo que se conoce como los procedimientos especiales del Consejo de derechos Humanos. Es uno de los expertos independientes del sistema de derechos humanos de la ONU.

El procedimiento comienza siempre con una solicitud al país que quiere visitar. “Inicialmente hacemos la petición al Gobierno y tienen que aprobarlo, cosa que España hizo. Empecé a preparar la visita con entrevistas telefónicas a expertos y preparando los lugares que querría visitar y los asuntos a los que prestar especial interés”, añadió. Han sido más de 60 entrevistas telefónicas y 40 aportaciones escritas por personas afectadas por la pobreza, la sociedad civil y el mundo académico. “Mi percepción cambia mucho durante la visita. Nunca llego a conclusiones por anticipado. Y después de cuatro o cinco días de viaje normalmente me sigo preguntando qué puedo aportar”, decía Alston al teléfono.

“El nuevo Gobierno de España se ha comprometido a mejorar el bienestar económico y social de la población, y mi visita tan temprano en la legislatura ofrece una oportunidad para evaluar la situación y recomendar la mejor manera en que el Ejecutivo puede apoyar a las personas en situación de pobreza”, afirmó Alston en el comunicado remitido hace unos días. Durante su visita se reunirá con representantes del Gobierno, de Comunidades Autónomas, y también con trabajadoras domésticas migrantes o familias afectadas por la pobreza energética. Visitará bloques de pisos en deprimidos polígonos urbanos y pueblos marcados por la pobreza rural.

“El objetivo es poner el tema en la agenda”. Durante su evaluación al Reino Unido, en 2018, concluyó que los recortes “ideológicos” a los servicios públicos de 2010 acarrearon “trágicas consecuencias”. Entonces lograron unos 4.000 impactos mediáticos. Su informe no es vinculante. “Depende de la contundencia del informe, pero los Gobiernos normalmente no suelen sentirse muy impresionados con lo que les dice alguien de fuera… Lo que ocurre es que si el informe tiene impacto, quiere decir que hay interés en el tema y se abre un debate, la comunidad juega un papel muy importante. Los medios y la sociedad civil pueden presionar para que las recomendaciones se tomen en serio”, concluyó Alston.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *