“La educación que fomenta la igualdad y el respeto previene el acoso escolar”

Fuente: Diario.es
Fecha:27/05/2018

Naira Gómez e Iriome del Toro, fundadores de Mahkah Cultura, desarrollan en centros escolares de la Isla el proyecto La Palma Stop Bullying que impulsa el Área de Juventud del Cabildo.

Están consiguiendo que los alumnos de La Palma, de manera proactiva, artística, constructiva y dinámica, se conviertan en agentes activos frente el acoso escolar. Naira Gómez e Iriome del Toro, fundadores de Mahkah Cultura, desarrollan en centros escolares de la Isla el proyecto La Palma Stop Bullying que impulsa el Área de Juventud del Cabildo. Estos dos profesionales de las artes escénicas y audiovisuales, tras su trayectoria nacional e internacional sobre las tablas, han decidido unir sus conocimientos y fuerzas para desarrollar su pasión por la creación en el ámbito de las artes escénicas y audiovisuales, la cultura, y el teatro social.

Naira Gómez es licenciada en Arte Dramático y ha ampliado su formación con diversos cursos y talleres, algunos de ellos en la Escuela de Cristina Rota, en Madrid. Forma parte del directorio de la Compañía Nacional de Teatro Clásico y es, además, profesora titulada. Añade a su formación docente un postgrado en Prevención y Tratamiento del Acoso Escolar.

Por su parte, Iriome del Toro se formó en Arte Dramático de la Escuela de Actores de Canarias y ha realizado diversos cursos y talleres especializados en técnica actoral, escritura dramática y cinematografía. Es, además, profesor de Artes Escénicas y actualmente cursa un postgrado en Prevención y Tratamiento del Acoso Escolar.

“Mahkah Cultura nace para promover y difundir la cultura, especialmente en el área social, juvenil y de la mujer, a través de las artes escénicas, cinematográficas y audiovisuales. Nuestro objetivo es generar proyectos culturales y educativos que estimulen y fomenten la igualdad y la educación en valores, y que ayuden al desarrollo social, juvenil y cultural de La Palma, así como fomentar la formación profesional en las distintas áreas cinematográficas y artes escénicas”, han señalado en una entrevista con La Palma Ahora. “En Mahkah Cultura desempeñamos nuestra labor artística y pedagógica buscando caminos, a través de las artes escénicas, cinematográficas y la pedagogía, que nos ayuden a crecer como seres humanos y mejorar como sociedad, a través de las posibilidades de comunicación, expresión y reflexión que nos brindan el cine y el teatro”, explican. “Creemos en la posibilidad de un mundo mejor y tenemos la certeza de que la cultura es un pilar imprescindible para sostener los puentes que nos unen como sociedad”, subrayan.

-¿En La Palma también hay casos de acoso escolar?

-Según el estudio Cisneros sobre acoso escolar, que representa al  87% de la población estudiantil de España, incluyendo a la Comunidad canaria, y con un grado de confianza del 99,7% sobre el alumnado encuestado desde los grados de primaria hasta secundaria, uno de cada tres alumnos sufre o sufrirá acoso escolar a lo largo de su vida estudiantil. Canarias se encuentra en el puesto 13 de casos de acoso escolar del total de comunidades autónomas. Por ello, y entendiendo que el acoso escolar es una serie de pautas de comportamientos que empoderan de forma negativa a uno o varios alumnos a través del uso de la violencia física o psicológica sobre otro u otros alumnos, y sabiendo que este problema lleva entre nosotros desde hace mucho tiempo, sería falso creer que en La Palma no existe el acoso escolar. Cuando vamos a las aulas con el programa de prevención del acoso escolarLa Palma Stop Bullying, lo primero que hacemos con el alumnado es chequear entre ellos las pautas de comportamiento que están relacionadas directamente con el acoso escolar, y muchos de ellos, la mayoría, desconocen el alcance del acoso escolar y el enorme grado de convivencia que tienen con dichas pautas de comportamiento. Todo el alumnado reconoce en mayor o menor grado estas pautas de comportamiento, y muchos de ellos han convivido con ellas en sus etapas escolares anteriores, o conviven actualmente.

-¿Y los alumnos acosados de la Isla tienen el apoyo que precisan?

-Actuar frente al acoso escolar es una cuestión muy delicada, y muy complicada en muchas ocasiones, ya que el 90% de las situaciones no dejan huellas físicas (golpes, moretones, etc.,) debido a que son causas relacionadas con el maltrato psicológico. También hay que tener en cuenta que en toda situación de acoso escolar hay una escala de 0 a 100, y que muchas veces no se suele visibilizar el problema en cuestión hasta que está más cerca del grado 100. Por otra parte, para poder actuar desde un centro escolar se ha de dar la consideración de que esa posible situación de acoso ha de suceder repetidamente en el tiempo, y se activa entonces el protocolo para ofrecer ayuda, que puede llegar a ser un proceso muy doloroso para el alumno o alumna que esté padeciendo el acoso. Aun así, en todos los centros a los que hemos ido existe una cada vez mayor concienciación y sensibilización frente a la problemática que supone el acoso escolar, y una mayor presencia del departamento de Convivencia para intentar resolver cualquier conflicto que pueda darse entre el alumnado antes de que pueda llegar a convertirse en una pauta de comportamiento negativa repetitiva y aparezca un caso de acoso escolar. Pero, por otra parte, el acoso escolar es un problema grave entre los alumnos y alumnas que lo viven a diario, y muchas veces no sienten el apoyo necesario de su entorno, bien sea por desconocimiento de lo que pueda estar viviendo o por falta de herramientas o sensibilización. Por eso es muy importante estar atentos a las señales que puedan ser pequeñas alarmas de posibles situaciones de acoso escolar, y saber cómo se debe actuar para no agrandar el problema y ofrecerle a la posible víctima un entorno seguro hasta la resolución del problema.

-¿Cuáles son los perfiles del acosador y del acosado?

-Son múltiples en ambos casos, cualquier niño o niña puede ser objetivo de acoso escolar, bien sea por su aspecto físico, personalidad, lugar de procedencia, forma de hablar, gustos personales, etc. Igualmente, cualquier niño o niña puede llevar a cabo, de forma consciente o inconsciente, alguna de las pautas de comportamiento relacionadas con el acoso escolar, pero el denominador común que suele llevar a un niño o niña a realizar comportamientos relacionados con acoso escolar es el de mostrar o adquirir una superioridad, física o psíquica, frente a un compañero, o al resto. En este sentido, hay que tener en cuenta que en cada etapa de aprendizaje existe en mayor o menor medida el aprendizaje por imitación de las conductas que nos rodean, y que convive con el aprendizaje en valores que reciben los niños y niñas en sus casas y en su entorno escolar. Por esto, es importantísimo fortalecer desde todos los ámbitos educativos que rodean a un niño o niña (su entorno familiar, escolar, actividades extraescolares, ocio, etc.,) una educación que fomente los valores de igualdad y respeto. Y comprender que cualquier niño o niña puede en un momento puntual de su vida escolar realizar, consciente o inconscientemente, alguna de las pautas de comportamiento relacionadas con acoso escolar, y verlo como un incidente que puede ser positivo a la hora de reconducir esta pauta de comportamiento hacia otras más saludables, sin culpabilizar o victimizar según sea el caso, ya que estas etiquetas pueden llegar a marcar de manera muy negativa el posterior desarrollo psicológico y social del niño o niña.

-¿Hay conciencia social sobre la gravedad de este problema?

-Creemos que cada vez es mayor la concienciación social sobre la problemática del acoso escolar, pero también es cierto que aún hace falta mucho, mucho trabajo en este sentido. Aún hace falta mucha información sobre el tema, y mucha comprensión sobre el alcance real que el acoso escolar puede tener sobre un niño o una niña. Tenemos todavía muchas asignaturas pendientes en este sentido, desde entender que la educación va más allá de las asignaturas curriculares, que en los centros también se aprenden habilidades sociales y que es a través de nuestra relación con el alumnado como fomentamos este tipo de habilidades, hasta el trabajo en equipo necesario entre el entorno familiar y el escolar para dar la voz de alarma y poner en marcha las medidas necesarias para ayudar a un niño o niña que pueda estar sufriendo acoso escolar. Aún quedan muchos aspectos que debemos ir mejorando como sociedad, y para esto debemos entender que nuestra sociedad ha cambiado muchísimo en los últimos años, desde las nuevas tecnologías con las que se relacionan actualmente nuestros jóvenes, y que son otra puerta más para realizar o recibir acoso escolar, hasta las alternativas de ocio, que cada vez hacen más uso de la violencia y, por tanto, nos habituamos sin darnos cuenta a unas pautas de comportamiento violentas en nuestro día a día. O entender, por ejemplo, que el acoso escolar no se trata de un problema que se da únicamente dentro de un centro escolar, sino que se refiere al maltrato físico o psíquico que pueda recibir un alumno o alumna durante su etapa escolar, fuera o dentro del centro.

-¿Qué herramientas utilizan para hacer frente a esta problemática?

-La Palma Stop Bullying es un programa educativo en materia de acoso escolar. Principalmente se centra en informar al alumnado y su profesorado en materia de identificación, prevención y actuación frente al acoso escolar. Se desarrolla en diversos centros escolares de La Palma con el alumnado de 1º de la ESO, ya que los estudios existentes en la actualidad nos dicen que este grupo de alumnos es el más vulnerable en la etapa de secundaria de padecer acoso escolar, y en consecuencia, de repetirlo en el futuro. Desarrollamos varias sesiones teóricas donde aprendemos a identificar el acoso escolar, y descubrimos la magnitud de este problema y sus consecuencias, propiciando una gran sensibilización entre el alumnado y fomentando su pensamiento crítico sobre este tipo de situaciones y el daño que pueden llegar a ocasionar. Posteriormente, a través de las herramientas pedagógicas que nos ofrece el cine y la creación audiovisual, pasamos a una serie de actividades más dinámicas que ofrecen al alumnado la vivencia en primera persona de este tipo de situaciones, a través del juego dramático, y la catarsis que puede ofrecerles contar historias cercanas a ellos mismos a través de la creación de cortometrajes y de sus propios guiones cinematográficos. Para los jóvenes es muy importante que se les escuche, y a través de la creación de los cortometrajes relacionados con el acoso escolar que llevamos a cabo con ellos, exponen discursos y reflexiones muy maduras sobre el acoso escolar desde su punto de vista, o sus vivencias. En resumen, de manera proactiva, artística, constructivista y dinámica, el alumnado participante se convierte en agente activo frente al acoso escolar, ya que las actividades programadas están específicamente diseñadas para implicar en su desarrollo a los participantes en primera persona para fomentar su asertividad y empatía, y valores de convivencia como el respeto y la igualdad, dotándoles de herramientas útiles y prácticas frente al acoso escolar.

-¿Cómo puede prevenirse el acoso escolar?

-Los programas de información y prevención son fundamentales, ya que en este problema hay varios componentes que tienen que trabajar juntos y en equipo para poder ofrecer soluciones adecuadas a cada caso y a cada niño o niña. En este sentido, la Administración Pública juega un papel importante, puesto que puede ofrecer programas como La Palma Stop Bullying que implican directamente a toda la comunidad educativa e intenta crear vías de comunicación e información a todas las partes que puedan verse implicadas en casos de acoso escolar. El Área de Juventud del Cabildo de La Palma, en este sentido, lleva dos años apostando por este proyecto y vamos a por un tercero gracias a la gran sensibilización de este problema por parte de su consejera, Ascensión Rodríguez, y  de todo su equipo técnico. Por otra parte, quienes que conforman la comunidad educativa (padres, madres y profesores) han de estar informados sobre la magnitud y alcance que esta problemática puede tener, y entender con mucha sensibilidad que ellos son parte fundamental para prevenir estas situaciones, y en caso de ser necesario, actuar sobre ellas con un alto nivel de diálogo, comprensión, escucha y responsabilidad. No pasar por alto aquellas conductas relacionadas con el acoso escolar que no sean suficientemente graves, y estar disponibles para que nuestros jóvenes nos vean como la figura del adulto de confianza al que pueden acudir en caso de necesitar ayuda para resolver este tipo de conflictos. Entender el acoso escolar como algo que existe en nuestras aulas ayuda a normalizar estas situaciones, si conseguimos esto podemos darle mayor visibilidad a un problema que muchas veces se esconde por vergüenza, o por un falso sentimiento de culpabilidad muy común entre las víctimas; si somos capaces de entender que, para poder ofrecer soluciones a un problema, antes debemos conocer ese problema, sus circunstancias y especificidades, será más fácil para todos prevenirlo y actuar sobre él. Y, por último, una implicación real por parte de toda la sociedad, ya que el acoso escolar no es cosas de niños, es un problema de todos; esos niños serán los adultos de nuestro futuro y su desarrollo físico y mental saludable es una cuestión de todos, tanto de su ámbito familiar como del escolar. Fomentar desde todos los ámbitos una educación en valores de igualdad, respeto y comunicación asertiva es una de las claves, desde casa, desde los centros escolares, hasta desde las alternativas de ocio que les ofrecemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *