La educación es esencial para eliminar los estereotipos en el espacio público que alimentan y alientan los delitos de odio

EMARTV.- Los delitos de odio se extienden en Andalucía a lo largo del 2019 según los datos que ha hecho públicos el Gobierno de España.  Este tipo de delito aquel que está basado en “prejuicios” e “intolerancia”.

Las provincias de Cádiz y Huelva con una proporción de 4 casos conocidos por cada 100.000 habitantes se encuentran a la cabeza en el registro de delitos de odio en Andalucía. Estas provincias doblan en sus registros de esta lacra social por ejemplo, a la provincia de Sevilla, con 2.1 casos por cada 100.000 habitantes, o a la provincia de Málaga que anota de media 2.2 casos por cada 100 mil habitantes. Menor incidencia según el informe sobre delitos de odio conocidos por el Ministerio de Interior, tienen las provincias de Almería (2), Granada (1.5) o Córdoba (1.4).

Cuestiones de tipo religioso, de género, identidad sexual, clase social o cualquier otro aspecto, están detrás de las agresiones y delitos de odio que son reconocidos como tal por la justicia. Las cifras sin bien no son seguras, dado que se relatan simplemente las que un juez califica como tal después de una denuncia y de una sentencia que lo explicita. Para hablar de delitos de odio saludamos a Pablo Galindo, profesor titular del departamento de Sociología de la Universidad de Granada y profesor tutor de la Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Delitos de odio

Este es un tema también ligado a la Salud Mental, como consecuencia del impacto de las agresiones, situaciones de bullying en las escuelas, y demás… la salud mental, otra de las cuestiones que España suma años sin atender y en el que la Unión Europea viene exigiendo una mayor atención para prevenir también depresiones o suicidios. A menudo hablamos de Andalucía desde la perspectiva de la diversidad, el mestizaje y el encuentro entre culturas. Los discursos del odio y la aparición de referentes públicos en las administraciones y en los medios de comunicación que abiertamente enarbolan estas campañas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *