Koulibaly: “Italia va hacia atrás en el racismo”

Mundo Deportivo.- El defensa del Nápoles regresa este sábado a San Siro para enfrentarse al Milan solo un mes después de sufrir cánticos racistas por parte de la afición del Inter

Kalidou Koulibaly vuelve al estadio de San Siro el sábado apenas un mes después de sufrir cánticos racistas por parte de la afición del Inter que supusieron el cierre del estadio por dos partidos. El defensa senegalés del Nápoles acabó perdiendo los nervios al ser increpado cada vez que tocaba el balón y fue expulsado por una entrada en aquel partido, disputado el 26 de diciembre. La expulsión le llevó a aplaudir irónicamente al árbitro y encararse con la grada. Tras aquella agitada noche, este sábado regresa a la capital lombarda para enfrentarse al Milan.

“Todos juntos los futbolistas podemos hacer mucho para luchar contra el racismo y cualquier forma de discriminación”, asegura Koulibaly en vísperas del encuentro liguero en una entrevista difundida por el Nápoles en las redes sociales. “Que me haya convertido en un símbolo contra el racismo por un lado me pone contento, pero me entristece porque si en 2019 todavía tenemos que luchar para que ciertos valores de tolerancia se afirmen, significa que hemos dado pasos hacia atrás”, reflexiona el central en referencia a la esxperiencia que está viviendo en Italia.

 “A mi hijo no necesito enseñarle ciertas cosas porque respeta a los demás, más allá del color de su piel. Y me gusta acompañarlo a la escuela, porque los niños no hacen diferencias. Podemos ser diferentes, pero todos somos hombres. Debemos aprender de los niños. Y creo que el trabajo escolar es el más importante”, valora Koulibaly, que pone como ejemplo a su país, Francia, donde jugó en el Metz hasta que en 2012 pasó al Genk belga.

“En Francia no hay racismo”

“Nací en Francia, crecí allí sin problemas, con compañeros de clase turcos, árabes y otras procedencias. Y no advertí el problema del racismo. Además, puedes verlo también por la composición de la selección francesa. En ese país están por delante en este problema”, remarcaKoulibaly, quien en el Nápoles, al que llegó en 2014 del Genk, descubrió otra realidad.

“Cuando llegué a Nápoles estaba concentrado en lo que tenía que hacer en el campo y además no entendía bien el idioma”, recuerda. “Cuando comencé a hablar italiano, los domingos escuché muchos coros discriminatorios contra los napolitanos. Y lo siento mucho porque Nápoles es una ciudad hermosa. Desgraciadamente hay una parte de la gente, afortunadamente una minoría, que prefiere insultar. Pienso, por ejemplo, en mi amigo Insigne, discriminado como napolitano y luego quizás aplaudido, justamente, con la selección. Espero que estas personas lo piensen dos veces antes de cantar ciertos coros”.

 Nzonzi, solidario con Koulibaly

Steven Nzonzi, centrocampista del Sevilla, ha salido hoy en defensa de Koulibaly y exige una respuesta dura y decidida contra el racismo, incluso deteniendo, si es necesario, los partidos. El francés, campeón del mundo con su selección en Rusia-2018, se expresó muy claro.

 “Creo que el problema del racismo existe, porque episodios como ese ya han ocurrido varias veces. Ciertamente Koulibaly no debía ser castigado: en tal situación había que ponerse en su piel. Ser silbado de esa manera es realmente doloroso para todos los jugadores. Dejar el campo podría ser una solución, por supuesto. Se necesita una reacción dura y firme, de lo contrario nada cambiará”, sentenció el exjugador del Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *