A este joven le acosaron por su aspecto tras la quimioterapia y ahora busca amigos

Fuente: Levante
Fecha: 01/03/2017

La problemática del bullying es de una magnitud tan vasta, tan profunda y, en ocasiones, tan incomprensible para un adulto que los expertos de todo el mundo no se ponen de acuerdo sobre cómo se debe abordar. El caso de Jordan Kosovith, un australiano de 19 años, está poniendo en relieve la extrema crueldad que pueden llegar a demostrar los niños desde la más tierna infancia y dejando anonadados a unos y a otros. ¿Qué lleva a chicos de menos de 12 años a burlarse de alguien que ha padecido un cáncer?

Expertos de todo el mundo analizan su caso a título personal, ahora que se ha vuelto viral, intentando darle una explicación al hecho de que le haya ocurrido en dos colegios diferentes. «¿Es acaso la crueldad uno de los rasgos más arraigados en el ser humano?» se pregunta un reputado psicólogo australiano en uno de los medios que han difundido la historia, «¿o acaso hay algo que, como sociedad, no estamos haciendo nada bien y se refleja en nuestros hijos?»

Jordan padeció un cáncer que le mantuvo alejado de la escuela por dos años. Cuando volvió para cursar el último curso, se vio con sobrepeso, sin pelo (ambos rasgos por efectos secundarios de la quimioterapia) y totalmente solo. Se convirtió entonces en el blanco perfecto para las burlas del resto de chicos de la escuela. «En secundaria fue 100 veces peor. Me intimidaron físicamente, así como verbalmente, y se me machacó en Facebook, tanto que hasta el año pasado he tenido miedo de utilizarlo» ha declarado el joven a los medios.

Cambiarse de instituto no sirvió de nada. «Todo empezó de nuevo cuando se dieron cuenta de que no tenía amigos. Nadie me dio una oportunidad» afirma. Tras terminar sus estudios secundarios, Jordan cursó la equivalente a una FP en Australia y encontró un empleo. Ahora mantiene una relación cordial con sus compañeros de trabajo, con los que de vez en cuando sale a tomar algo, pero no los considera amigos íntimos.

Decidido a «ser un chico normal de 19 años por una vez», decidió poner un anuncio en Internet en el que buscaba amigos. Lo hizo con recelo y miedo al principio, creyendo que sólo recibiría burlas por parte de quienes leyesen el anuncio. Sin embargo y según afirma a los medios, ha recibido cientos de mensajes de chicos de su edad que le invitan a salir con ellos de fiesta, a acudir a un cumpleaños o simplemente quedar para tomarse un café al salir del trabajo. Su coraje ha hecho que su historia se vuelva viral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *