El Holocausto nazi explicado por estudiantes

Fuente: Cadena Ser
Fecha: 26/01/2018

El día que se conmemora a las víctimas del nazismo, un instituto de Madrid, el de La Estrella, a iniciativa de su profesor de geografía, ha realizado un importante trabajo de investigación y análisis en el que han participado alumnos de bachillerato.

El Instituto Público de La Estrella está en el barrio del mismo nombre situado en la zona sureste de Madrid. A la entrada dos chicos del mismo sexo se abrazan. Cruzando el umbral nos encontramos al profesor Adrián Suárez, quien se mueve nervioso haciendo los últimos preparativos de este gran proyecto. Porque ha sido él, su tesón, su interés y su ilusión, los que han movido a los alumnos de primero y segundo de bachillerato a los que da clase de Geografía a investigar sobre el Holocausto.

Hoy es el día de las víctimas del Holocausto, coincidiendo con la fecha en que las tropas soviéticas liberaron el campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau. En la mesa esta Rhoda Abecasis nacida en el gueto de Varsovia y superviviente que relataba su historia. A su lado David Bender. Es un joven profesor del Instituto. Americano, judío y gay. Contaba su historia, estrechamente vinculada al a de su familia, y el aforo se vino abajo en un encendido aplauso de apoyo que secara la emoción del momento: “aunque soy judío, le doy poca importancia. No soy practicante, se me ha olvidado el hebreo y nunca lo hablaba. Hace años que no pongo el pie en una sinagoga, así que cuando Adrián me pidió que hablase del holocausto y la experiencia de mi familia pensé… otra vez con este tema. Traté de darle largas, pero tras analizarlo llegue a la conclusión de que tenía que hablar. Que no siempre es bueno callar. Que el callar pudo haber provocado aquello. Que soy judío y soy gay, así que tendría todas las papeletas para haber sido una víctima de los nazis”.

Trabajos que estos chicos han colgado por los pasillos del colegio reflejan el interés que han puesto en indagar en uno el mayor genocidio de la historia. Los relatos del horror que se contaron durante los juicios de Núremberg.

La mayor masacre consentida y permitida mientras el mundo observaba incrédulo. Oscar Valeiras es uno de los estudiantes del Instituto La Estrella: “viendo como alguien despreciaba a otros por su color, religión o pensamiento. ¿Pero qué más da? Si todos somos una misma especie. A pesar de lo que Hitler intentó con su raza aria, en realidad ha conseguido lo contrario, porque vamos hacia un futuro cada vez más unidos”.

El profesor Adrian Suárez, primero por la derecha,acompañando a Concha Berzona, representante de la Asociacion Amical de Mauthausen. Rhoda Abecassis, nacida en el gueto de Varsovia y superviviente del Holocausto y David Bender, profesor asistente del Instituto, judío y descendiente de víctimas del holocausto junto al director del IES Jose Ignacio Diaz Hellín
El profesor Adrian Suárez, primero por la derecha,acompañando a Concha Berzona, representante de la Asociacion Amical de Mauthausen. Rhoda Abecassis, nacida en el gueto de Varsovia y superviviente del Holocausto y David Bender, profesor asistente del Instituto, judío y descendiente de víctimas del holocausto junto al director del IES Jose Ignacio Diaz Hellín / victoria garcia (CADENASER)

Los nazis, el dolor que causaron. Un pueblo lleno de rabia, sus víctimas que lo son sin haber cometido delito alguno. Dice Marina Toledo: ”mis sentimientos haciendo este trabajo, han sido de dolor y angustia. He llegado a temer perder la fe en la humanidad.”.

Estos chavales ponen voz y sentimiento a esta gran tragedia y piden respeto,comprensión, diálogo para evitar que se repitan pero sin olvidar: “un pueblo que olvida su historia está condenado a repetir sus errores “.

Sus víctimas, esos miles de judíos, gitanos, gais, intelectuales que no eran afines al régimen. Todo un abanico de seres humanos lanzados al abismo del terror.María García es otra de las estudiantes que ha participado en este proyecto: “el nazismo representa una parte de la historia humana, que ojalá se pudiera borrar. Representa lo peor de la humanidad. No me cabe en la cabeza como la gente podía tener esa mentalidad a sangre fría, sin pensárselo. Solamente ¡booom!”. Este proyecto, este hecho histórico, representa la total deshumanización, la crueldad, la rabia, el dolor, pero al mismo tiempo representa la fuerza y la unión.

Lo que han aprendido estos chavales con este trabajo es a ser más tolerantes. A aprender de lo que se hizo mal, y tratar de no repetirlo, a mirar a los demás sin la lupa critica a tender la mano. “Así que, valorad lo afortunados que somos y valorar a todas aquellas personas que queréis –dice Laura Armenteros- y demostrárselo. Demostrar que somos mejores que todos aquellos nazis, demostrar que hay esperanza en la humanidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *