Expedientado un profesor de instituto por homofobia: “La bandera LGTBI ofende”

El Mundo.- El docente de Alicante arranca la enseña del cuello de una alumna de 14 años. Ha cultivado más polémicas como dejar fotocopias de fetos en la mesa de los profesores y criticar la inmigración y el feminismo

La del pasado 17 de diciembre fue la última polémica del profesor Antonio Bas Olcina en el instituto público Las Fuentes de Villena (Alicante). La última y la más sonora. Desde su llegada en 2010, el discurso homófobo, xenófobo y antifeminista que le atribuyen buena parte del profesorado y los alumnos no sólo ha llamado la atención de la comunidad educativa sino también de las familias. Ahora es el Gobierno valenciano quien ha tenido que intervenir. La Conselleria de Educación le ha abierto un expediente sancionador por arrancar la bandera del arco iris -símbolo del colectivo LGTBI- del cuello de una alumna de 14 años de manera «airada y violenta». La menor la había sacado en el patio junto a otras dos chicas para celebrar que una de ellas había hecho pública su homosexualidad. Ni la ondeó ni realizó exhibición alguna, según las fuentes consultadas. Bas, que es profesor de Plástica por oposición, desenfundó su ira con el tirón y cargó contra el colectivo homosexual. «La bandera ofende», chilló mientras traía hacia sí con fuerza la enseña, todavía anudada al cuello de la alumna . «Lo que representa ese colectivo está mal y los que están en él están equivocados», les dijo, tal como denunciaron. El Consell le abrió un expediente informativo que enseguida se convirtió en disciplinario tras advertir el inspector de zona que hay motivos más que suficientes para proponer una sanción, precisan fuentes del Ejecutivo autonómico. La actitud de Bas no es nueva. Nunca ha sido un profesor al uso y ha cultivado numerosas controversias a lo largo de los últimos años. Según indican muchos de sus compañeros, no tiene problema en trasladar sus ideas tanto a los alumnos como al profesorado por más ofensivas que puedan resultar. A Bas le definen como un nostálgico de tiempos y costumbres pasadas. Es, tal como indican quienes le conocen y él mismo se autodenomina, ultracatólico, antiabortista, contrario a la inmigración, negacionista del cambio climático e incluso, denuncian, se lleva la Historia a su terreno para, apuntan las mismas fuentes, «contar la verdad sobre Al Andalus». Además, indican, es carlista. «Lleva la cruz de San Andrés o Borgoña bordada en sus camisas y en sus chaquetas y sus proclamas a Cristo Rey son constantes» y porta un llavero de un feto. Tan ferviente es su postura ante lo que él considera la defensa de la vida que, por ejemplo, hace no mucho llenó la mesa de la sala de profesores del instituto de fotocopias de fetos. Tampoco está de acuerdo, aseguran, con los programas de educación sexual y la severidad con la que censura este tipo de iniciativas hizo que la dirección del instituto en el que trabaja retirara una campaña titulada ’69 raons’ (razones en castellano) que tenía previsto desarrollar en el centro. Bas ha utilizado las redes sociales para hacerse de eco de mensajes contra la comunidad homosexual o la inmigración. Es habitual, asimismo, en las manifestación provida y en una de ellas realizó unas polémicas declaraciones para una televisión. «El feminismo reivindica el aborto y el aborto es un asesinato. Por lo tanto, el feminismo mata». Hasta el 17 de diciembre, lo que muchos consideraban salidas de tono provocadoras no habían tenido consecuencias. Tras el incidente, la Conselleria de Educación tramita el expediente para calificar la gravedad de la falta -leve, grave o muy grave- y, en su caso, proponer la sanción correspondiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *