Estudiantes humillan a un niño con parálisis cerebral usándolo de ‘puente humano’

La Vanguardia.- El menor discapacitado fue obligado a tumbarse sobre un arroyo para que una compañera pisara sobre él para no mojarse

Un vídeo de un evidente caso de acoso escolar se ha vuelto viral en los últimos días en Canadá. Brett Corbett, un niño con parálisis cerebral de 14 años, fue obligado por sus compañeros de clase a hacer de ‘puente humano’, es decir, le hicieron tumbarse sobre un arroyo para que una niña le pisoteara a él y así no mojarse los pies. Ninguno de los casi 30 adolescentes presentes hizo nada por ayudarlo, simplemente se rieron de él mientras alguno grababa la humillación.

“Me hizo sentir que siempre sufro acoso y a nadie le importa”, ha declarado este menor al diario canadiense The Chronicle Herald. Los hechos tuvieron lugar el pasado martes en la provincia de Nueva Escocia y los menores son estudiantes de la escuela secundaria de Glace Bay.

La madre del muchacho, Terri McEachern, ha lamentado en el mismo diario que su hijo tenga que sufrir situaciones como estas sin que nadie lo impida. Se siente “desolada” y “muy enfadada” después de ver el vídeo que está dando la vuelta al mundo: “Se me rompió el corazón al ver que todos estaban de pie mirando y nadie le ayudó”.

El vídeo empezó a difundirse después de que un hombre lo compartiera en su cuenta de Facebook a modo de protesta. Lo había visto en el Instagram de un alumno y optó por denunciarlo en su perfil. “Nunca en mi vida he estado más disgustado. El niño en este vídeo es el hijo de mis amigos, tiene parálisis cerebral. Eso es Glace bay High School”, escribió Brandon Jolie.

La queja prosiguió en el post que tuvo cerca de 300.000 reproducciones en Facebook: “Había muchos adolescentes alrededor y vieron lo que sucedía. Incluso tomaron fotos. Padres espero que veáis este vídeo, reconozcáis a vuestro hijo y sintáis vergüenza. La niña que le pisó debería estar absolutamente avergonzada de sí misma”.

McEachern ya ha ido con el vídeo al instituto y los responsables del centro han optado por expulsar temporalmente a los alumnos que aparecen en la grabación. Ese castigo no le parece suficiente a esta madre porque se ha quedado con la sensación de que sólo han actuado cuando el caso se ha hecho viral, pero su hijo lleva tiempo sufriendo acoso escolar.

Desde la escuela no han querido hacer ninguna declaración al The Chronicle Herald, se limitan a decir que ya tienen conocimiento del caso y que ya han actuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *