España, lugar de acogida de nazis tras la guerra: “Se les permitió vivir aquí con la condición de que no hicieran ruido”

La Sexta Columna.- Más de un centenar de nazis se quedaron en nuestro país tras la guerra. Los Aliados los reclamaron en 1947, pero Franco, por lo que sea, no debió entender bien la petición porque jamás entregó a los nazis huidos.

“Una de las condiciones bajo la que se les permitió vivir en la España de Franco fue que no hicieran ruido. Se integraron en la sociedad española, hicieron negocios, se casaron y sus descendientes andan por ahí“, explica a laSexta Columna Xosé M. Núñez Seixas, catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Santiago de Compostela.

El amor fraterno entre los nazis y la España de Franco tiene un ejemplo en un hombre concreto: Otto Skorzeny, alias ‘Caracortada’. Fue coronel de las Waffen-SS y organizador de ODESSA (Organización de Antiguos Miembros de la SS) en España. Bautizado por los aliados como “el hombre más peligroso de Europa”, Skorzeny recibía peculiares cartas.

En ellas, era tratado de “distinguido amigo” por referentes de la política en España como Manuel Fraga Iribarne, ministro franquista. Los jubilados de aquello del nazismo vivían en nuestro país sin grandes sobresaltos. Como Wolfang Jugler. Fue jefe de la escolta de Adolf Hitler. Vivió en Marbella durante años.

Mostró poco conocimiento del castellano. Al menos, al ser preguntado por su dorada juventud nacionalsocialista. “No comprende”. Eso sí, en casa guardaba recuerdos de los buenos viejos tiempos. Este nazi murió en 2011 tranquilo. Mientras, en Alemania se sigue juzgando a sus compañeros de matanzas y horrores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *