«¿Es usted portugués, gitano, chino, africano?»: retiran un cuestionario escolar denunciado por racismo

Un formulario sobre el origen étnico de los estudiantes dispara la polémica en las escuelas de Portugal

19/09/2018 ABC.- Las escuelas de Lisboa y Oporto han repartido entre los padres de sus alumnos un documento que ha sembrado una fuerte polémica porque se les pregunta por su origen: «¿Es usted portugués, gitano, chino, africano, de Europa del Este, indio, brasileño?». Un requerimiento considerado como racista y discriminatorio por muchas de las familias que lo han recibido.

Tanto es así que las denuncias no han hecho más que comenzar, tal cual se desprende de las interpuestas ante el Alto Comisariado para las Migraciones, la Comisión para la Igualdad y Contra la Discriminación Racial o la Secretaría de Estado de Ciudadanía e Igualdad.

La propia Comisión de Protección de Datos exigió alteraciones en el formulario debido a la sospecha de que resultaría intimidatorio, pero finalmente la consultora CLOO, contratada para realizar la «investigación», distribuyó el original.

El padre de un alumno ha relatado de forma anónima lo acontecido en su caso en la Escuela Estadio del Mar, del barrio portuense de Matosinhos. «Fui a la escuela donde está mi hijo y me entregaron un sobre con unos papeles. Me dijeron que yo había sido seleccionado para participar en una investigación».

Cuando abrió el sobre y vio de qué se trataba, este hombre no dudó en volver al centro para decirles que les parecía una encuesta con tintes racistas.

Desde CLOO, que colabora con la Fundación Belmiro de Azevedo en la elaboración del censo, aseguran que estamos ante «una investigación que tiene como objetivo mejorar la calidad de la educación», aunque algunos colectivos de profesores ya se han posicionado con el escepticismo.

«Es un documento legal y autorizado, pero quizá puede ser cierto que algunos detalles se plasmaron de forma precipitada», argumentan en la citada empresa, que pensó inicialmente en retirar la palabra «gitano».

Pero el caso es que otras preguntas también han despertado la polémica. A saber: «¿Le gusta cotillear a veces? ¿Siente envidia por la suerte de otras personas? ¿Se aprovechó de alguien en alguna ocasión?». Unas cuestiones de utilidad no suficientemente acreditada.

La consultora sostiene que las respuestas permanecerán en el más absoluto sigilo y no serán difundidas ni compartidas. También asevera que la identidad de los encuestados no se revelará en ningún momento.

Con todo, la polémica ya trasciende el ámbito educativo, pues uno de los rostros más visibles de la derecha portuguesa, Assunçao Cristas, pide al Gobierno socialista compostura y ejemplo en el combate a la xenofobia.

Por su parte, la Dirección General de Educación ha tomado cartas en el asunto y ha paralizado el envío de más documentos de este tipo, en vista de que no estima correctas las cuestiones relacionadas con el origen étnico de los estudiantes.

Ahora se abre un periodo de «verificación» con tal de corregir errores y transformar el formulario en un documento más respetuoso y práctico. El plazo para entregar los actuales papeles terminaba el 24 de septiembre, pero el freno se ha echado desde las instituciones antes de ese tope. Y solo cuando esté revisado y ya sea más adecuado llegará a las manos de las familias en su versión definitiva, con los objetivos mejor definidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *