Enfrentamientos entre la ultraderecha y la policía en la marcha contra el pacto migratorio de la ONU en Bruselas

La Vanguardia.- Los manifestantes lanzaron vallas y adoquines y la policía respondió con gases lacrimógenos

May se opone a otro referéndum del Brexit y critica a Blair por pedirlo

Varios incidentes y enfrentamientos entre manifestantes y la Policía belga tuvieron lugar este domingo durante una marcha convocada por la ultraderecha en Bruselas para protestar por el pacto migratorio de la ONU que ha firmado Bélgica y ha supuesto la ruptura del Gobierno federal.

Los hechos se produjeron junto al edificio Berlaymont, la sede de la Comisión Europea, cuando varios de los participantes en la protestalanzaron adoquines y vallas a los agentes. La Policía respondió con gases lacrimógenos y un cañón de agua para dispersar a los manifestantes. Según la agencia de noticias Belga, un cristal del edificio de la Comisión Europea también resultó dañado.

Varios incidentes y enfrentamientos entre manifestantes y la Policía belga tuvieron lugar este domingo durante una marcha convocada por la ultraderecha en Bruselas para protestar por el pacto migratorio de la ONU que ha firmado Bélgica y ha supuesto la ruptura del Gobierno federal.

Los hechos se produjeron junto al edificio Berlaymont, la sede de la Comisión Europea, cuando varios de los participantes en la protestalanzaron adoquines y vallas a los agentes. La Policía respondió con gases lacrimógenos y un cañón de agua para dispersar a los manifestantes. Según la agencia de noticias Belga, un cristal del edificio de la Comisión Europea también resultó dañado.

Entre los organizadores y asistentes a la manifestación contra el Pacto Migratorio de la ONU figuran la ultraderecha flamenca del partido Vlaams Belang, la Asociación de Estudiantes Católicos Flamencos (KVHV) y la Asociación de Estudiantes Nacionalistas (NSV).

El Pacto Migratorio de la ONU ha agitado recientemente la vida política belga, hasta el punto de que la formación nacionalista flamenca N-VA rompió la semana pasada la coalición de gobierno de la que era socia mayoritaria.

La N-VA, que inicialmente había dado su visto bueno a ese texto no vinculante a favor de una migración ordenada y respetuosa con los derechos humanos, cambió de posición en las últimas semanas y dio un ultimátum al primer ministro, el liberal francófono Charles Michel, advirtiéndole de que si firmaba el pacto romperían la coalición.

El ex secretario de Estado de Migración, Theo Francken, miembro de la N-VA y conocido por sus declaraciones contra la inmigración, publicó el sábado un vídeo en Facebook donde mostraba su apoyo a los manifestantes de la marcha, aunque pedía que la protesta se dirigiera contra la política migratoria y no contra inmigrantes particulares.

Antes de que se produjeran los enfrentamientos, cuando los manifestantes caminaban desde la estación central de Bruselas hasta la rotonda de Schuman, junto a la Comisión, donde estaba programada la concentración, se lanzaron petardos, según varios medios belgas.

En paralelo a esta manifestación, también se celebró una concentración de apoyo al pacto migratorio de la ONU a la que según la Policía de Bruselas acudieron 1.000 personas y en la que no se produjeron disturbios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *