EN EL DÍA INTERNACIONAL PARA LA TOLERANCIA. DECLARACION ESCOLAR

“La Escuela contra el Discurso de Odio y por los Derechos Humanos”

Desde 1995,  el 16 de noviembre la UNESCO reivindica esta jornada para celebrar el Día Internacional para la Tolerancia, realizando un llamamiento a todas las instituciones públicas, incluidos los Gobiernos, y a la sociedad civil en todos los países con el fin de movilizar a la opinión pública frente al peligro de la Intolerancia y valorando de forma singular el ámbito Escolar      e invitándonos a promover el desarrollo y fomento de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales de todas las personas, sin distinciones  por “raza” o etnia, género, lengua, origen nacional, religión, discapacidad, así como al compromiso de luchar frente al peligro y el avance de la Intolerancia.

Uno de los mayores peligros de esa intolerancia es la que se difunde por las Redes Sociales y se concreta en el Discurso de Odio y ante su extensión inquietante, la Comunidad Escolar tiene mucho que decir en la defensa de la universalidad de los derechos Humanos, la dignidad de la persona y en la necesidad de Educar para la Tolerancia conforme a lo que prescribe  la Declaración de Principios proclamada por la UNESCO:

La Tolerancia consiste en el respeto, la aceptación y el aprecio de la rica diversidad de las culturas de nuestro mundo, de nuestras formas de expresión y maneras distintas de manifestar nuestra condición humana. La fomentan el conocimiento, la actitud de apertura, la comunicación y la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. La Tolerancia consiste en la armonía en la diferencia. No sólo es un deber moral, sino además una exigencia política y jurídica. La Tolerancia, la virtud que hace posible la paz, contribuye a sustituir la cultura de guerra por la cultura de paz. Tolerancia no es lo mismo que concesión, condescendencia o indulgencia. Ante todo, la Tolerancia es una actitud activa de reconocimiento de los Derechos Humanos universales y las libertades fundamentales de los demás. En ningún caso puede utilizarse para justificar el quebrantamiento de estos valores fundamentales. La Tolerancia han de practicarla los individuos, los grupos y los Estados”

 Conocemos que el  discurso de Odio abarca todas las formas de expresión que propaguen, inciten, promuevan o justifiquen el odio racial, la xenofobia, el antisemitismo u otras las formas de odio basadas en la intolerancia y que conlleva la  humillación o el menosprecio de una persona o grupo de personas, así como el acoso, descrédito, difusión de estereotipos negativos, estigmatización o amenaza con respecto a dicha persona o grupo de personas y la justificación de esas manifestaciones por razones de “raza”, color, ascendencia, origen nacional o étnico, edad, discapacidad, lengua, religión o creencias, sexo, género, identidad de género, orientación sexual y otras características o condición personal”.

 Desde la Escuela confirmamos en este Día Internacional para la Tolerancia nuestro compromiso para poner un muro en todos los caminos por donde quiera penetrar el odio, la discriminación y la intolerancia, especialmente en las Redes Sociales e Internet que son su mayor vía de daños, especialmente a los colectivos juveniles, mediante la defensa de los valores democráticos y la Educación para la Tolerancia y los Derechos Humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *