El número de víctimas de ‘bullying’ escolar baja un 38,5% y el de agresores disminuye un 45,7%

Fuente: Cadena Ser
Fecha: 18/07/2018

El número de víctimas de ‘bullying’ escolar ha bajado desde el 2010 hasta el 2017 un 38,5 por ciento, así como el número de agresores, que ha bajado un 45,7 por ciento.

Así ha informado el conseller de Educación y Universidad, Martí March, el director general de Innovación y Comunidad Educativa, Jaume Ribas, y la directora del Instituto por la Convivencia y Éxito Educativo, Marta Escoda, durante una rueda de prensa en la que han presentado los resultados de un estudio realizado en 2017 por la conselleria de Educación junto con la UIB sobre la convivencia escolar en la ESO.

El estudio consiste en una réplica del análisis que ya se realizó en 2010 para comparar los resultados obtenidos entonces con los actuales en torno a la convivencia escolar en los centros de secundaria.

Para ello, han contado con muestras de 25 centros de las Islas, tanto públicos como concertados, con más de 2.156 opiniones de alumnos además de 95 docentes, 38 integrantes de equipos directivos y 37 orientadores.

El estudio, según explica la directora del Instituto por la Convivencia y Éxito Educativo, Marta Escoda, se ha dividido en cuatro bloques. En primer lugar, la percepción de la convivencia escolar en general.

El segundo bloque se ha centrado en los posibles obstáculos a los que hacer frente, como es, por ejemplo, el acoso escolar. Un problema que, explican, es uno de los objetivos prioritarios que han tenido en mente a la hora de realizar este análisis.

Por otro lado, los programas y actividades desarrolladas por los centros para prevenir cualquier conflicto. Por último, han añadido un cuarto bloque respecto al estudio realizado en 2010 con el propósito de obtener la visión de género.

El análisis muestra una mejora en la percepción de la convivencia en los centros educativos de la ESO, tanto por parte del equipo del profesorado como por parte de los estudiantes.

El conseller de Educación, Marti March, destaca la escuela como “un espacio donde formar a futuros ciudadanos”. Expresa que es importante “que los estudiantes alcancen unos hábitos y objetivos de una buena convivencia de tolerancia, dentro de una sociedad cada vez más compleja y diversa.”

Insiste en la necesidad de una buena convivencia para obtener también buenos resultados académicos. Destaca además que el 90% del profesorado se siente orgulloso del centro en el que trabaja, lo que favorece a desarrollar mejor sus funciones.

March expone algunas de las medidas que se llevan a cabo con el objetivo de mejorar esta convivencia, como por ejemplo el protocolo contra el acoso escolar, “una formación específica en toda la comunidad educativa” así como llevar a cabo “jornadas y actos para dar herramientas a los centros para que hagan mejor la tarea de la convivencia.”

En relación a la visión de género, Escoda dice que las niñas tienden a ser más positivas en torno a la convivencia y la prevención del acoso, frente a los niños que pueden participar “más activamente”. Insiste en que se ha experimentado un descenso de los casos de acoso escolar, con un 38,5% menos de víctimas y un 45,7% de agresores. Además, respecto al estudio del 2010, ha aumentado un 10% el alumnado que intenta terminar con una situación de violencia en el centro.

La Directora del Instituto de Convivencia aclara cómo se han querido centrar en el papel que ejerce el grupo, mediante la investigación de la posible implicación que tiene cada alumno cuando ve situaciones de violencia. Así concluye que, aquellos con “una actitud proactiva frente al bullyng han aumentado, y en cambio, quienes tienen una actitud negativa, es decir, que fomentan el acoso, han disminuido. ”

En conjunto, el estudio muestra un aumento positivo de la implicación de los trabajadores del centro y las familias, así como una buena valoración de los alumnos con la escuela. Sin embargo, es significativo el incremento de alumnos que no tienen ningún amigo en el centro, pasando del 2% en 2010 a casi el 9% el año pasado.

Satisfacción de profesores y alumnos

El estudio refleja también que el 94,6 % del profesorado de Baleares de la ESO, pública y concertada, se siente bastante o muy orgulloso de su centro educativo. El porcentaje de satisfacción supera en 10 puntos al del año 2010, que era del 84,9 %. El porcentaje de profesores que cambiaría de centro ha disminuido: de un 9 % en 2010 se ha pasado al 1,1 % en 2017.

Por su parte, el 74,3 % del alumnado se siente bastante o muy satisfecho en su centro educativo, un porcentaje ligeramente superior al 73,3 % de hace siete años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *